Huesca

PATRIMONIO

Avanza la recuperación del panteón real de San Pedro el Viejo en Huesca

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha visitado los trabajos realizados y ha ensalzado esta obra única del siglo XI

Avanza la recuperación del panteón real de San Pedro el Viejo en Huesca
Avanza la recuperación del panteón real de San Pedro el Viejo en Huesca
P.S.P.

HUESCA.- Las obras de recuperación del panteón real de San Pedro el Viejo en Huesca han permitido liberar los ábsides de este monumento histórico de las construcciones que se habían adherido a ellos a lo largo de los siglos y habilitar un pasillo que se prevé abrir a los visitantes en el futuro.

El pasillo desde el que se avistan los tres ábsides del templo, un monasterio benedictino del siglo XI en el que reposan los restos de los reyes aragoneses Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje, ha sido visitado este jueves por el presidente aragonés, Javier Lambán, junto al alcalde de la ciudad, Luis Felipe.

Lambán ha seguido las explicaciones del jefe del Servicio de Conservación del Patrimonio del Gobierno aragonés, Fernando López Barrena, y del presidente de la Asociación de Obreros de San Pedro, Eduardo Cuello, sobre los trabajos realizados en los ábsides y las labores que quedan por realizar para su rehabilitación total.

En declaraciones a los medios, Lambán, quien ha manifestado su amor por el patrimonio aragonés, ha explicado que de común acuerdo con el alcalde de la ciudad el Gobierno se propuso "dignificar esta iglesia, en sí un monumento de primera magnitud absolutamente fundamental para la historia de Aragón".

Ha explicado que los trabajos ya realizados se han realizado de "forma exquisita" por los técnicos y especialistas, y que se valora la posibilidad de abrir un acceso directo desde el pasillo de los ábsides hasta el claustro y la capilla donde se encuentran los restos de los reyes, cuya cubierta se prevé restaurar en una próxima fase.

Lambán ha añadido que esta iniciativa forma parte de un proyecto más amplio, la Ruta de los Panteones Reales de Aragón, que constituyó un "gran éxito" en su exhibición en Zaragoza y que se convertirá en los próximos años en un plan estratégico de recuperación de sitios reales en la Comunidad.

"Pocas comunidades políticas de Europa -ha subrayado- tienen la antigüedad de la de Aragón, que es milenaria, y con un papel determinante en el origen de la Corona de Aragón y de España".

Ha asegurado no tener previsiones en relación a nuevas dotaciones presupuestarias para las obras al no estar todavía terminados los proyectos y la estimación de las cuantías, pero ha señalado que estas obras serán prioritarias hasta donde él sea capaz "de decidir en el futuro".

Una prioridad, ha añadido, no sólo basada en criterios patrimoniales o de interés turístico, sino también porque "parte de la autoestima de los aragoneses se tiene que fundar en conocer su patrimonio y en valorar sus orígenes a partir de los panteones reales y de otros sitios reales".

"Es tan amplio, grande y magnífico el patrimonio aragonés -ha destacado- que es imperdonable que los aragoneses no lo conozcamos mejor".

Por su parte, el alcalde de Huesca ha agradecido el apoyo del Gobierno aragonés a diversos proyectos de la ciudad, entre ellos el de la recuperación de San Pedro el Viejo, en un momento en que una gran parte del turismo que visita la ciudad "lo hace para conocer su historia".

Felipe se ha mostrado partidario de incluir este monumento en un corredor turístico que incluiría el entorno arqueológico de la Catedral, una de las pocas que lo conservan, y las ruinas del Círculo Católico.

López Barrena ha explicado a los medios que tras la liberación los ábsides, excavados por los propietarios de las casas adosadas para hacer hogares o alacenas, se realizará una excavación intensiva en el pasillo para poner en valor todos los restos hallados.

Las cuatro catas realizadas hasta ahora han permitido sacar al exterior los restos de tinajas, de un pozo, de un lagar y de vestigios romanos.

Por su parte, Cuello ha destacado que la liberación de los ábsides es una de las reivindicación que originó la fundación de su organización, que tiene como objetivo principal la "dignificación" del edificio más antiguo conservado en la ciudad.

Ha explicado que San Pedro el Viejo es un monasterio benedictino del siglo XI "atípico" ya que por circunstancias históricas no se construyó, como se solía, extramuros de la ciudad sino en una posición central, lo que, por otra parte, le hizo estar sometido a presiones urbanísticas durante los siglos posteriores.

Etiquetas