Huesca

CRECIMIENTO ECONÓMICO

Javier Martínez, director de Alantra Aragón: "Las cosas no van mal, pero no van al ritmo de estos años"

Diseccionó la situación económica durante la jornada "Impulsando tu talento" de la escuela de negocios ESIC

Javier Martínez, director de Alantra Aragón: "Las cosas no van mal, pero no van al ritmo de estos años"
Javier Martínez, director de Alantra Aragón: "Las cosas no van mal, pero no van al ritmo de estos años"
V.L.

HUESCA.- No hay ningún dato que apunte a una recesión, pero multitud de indicadores atestiguan que estamos en una desaceleración del crecimiento económico. Esta fue la tesis que manifestó reiteradamente Javier Martínez, director de Alantra Aragón, quien también señaló la necesidad de adoptar medidas y afirmó que "no tomar decisiones también es una decisión".

En la jornada "Impulsanto tu talento", organizada por ESIC, con patrocinio de este diario y colaboración de la Cámara de Comercio, el director de Alantra Aragón -fondo de gestión de grandes patrimonios- se dedicó a analizar los indicadores económicos y rechazó varias veces hacer predicciones: "No sé adivinar el futuro, pero sí explicar datos que apoyen una proyección".

Martínez tomó varios parámetros de los últimos meses y años -PIB, mercado laboral, matriculaciones o inflación, entre otros- y en la mayoría de esos indicadores se repetía una evolución en "W"; es decir, un desplome al inicio de la crisis, una época de "tomar aire" en 2009-2010 seguida de otra caída y una segunda recuperación "a partir de 2012".

Pero sobre esa tendencia alcista iniciada hace siete años aparecen datos de moderación del crecimiento, de un nuevo tramo de otra "W".

"Hay cierta desaceleración real, ningún dato confirma que haya una recesión, pero sí se está creciendo menos que antes", señaló el director de Alantra, quien se apartó de un enfoque pesimista afirmando que "las cosas no van mal, pero no van como al ritmo de estos años".

Situó dentro de esta ralentización de la economía el menor crecimiento del PIB, los siete meses consecutivos de bajadas en las matriculaciones, el menor empleo creado, la bajada del IPC -"que crece cuando hay actividad económica"- o que el consumo y la renta ahora estén igualados, mientras que el primero supera al segundo "cuando las familias tienen buenas previsiones".

Para poner fin a esa ralentización, el director del fondo de gestión de grandes patrimonios aludió a las recomendaciones de la OCDE, como la reforma de un sistema fiscal "que penaliza el crecimiento", desarrollar las políticas de empleo y de cualificación de la mano de obra e impulsar la formación a lo largo de toda la vida.

También afirmó que "no es momento de subir muchos impuestos" porque "en una economía en desaceleración las medidas en contra de la activación son muy malas".

Y, dentro de una política de "medidas anticíclicas", apuntó que estas deben servir para "suavizar el aterrizaje" y que deben evitarse errores "nefastos" como cuando en 2008 el BCE subió los tipos de interés "y nos hundió".

Además de posibles malas medidas de los responsables y reguladores, aludió a los riesgos internacionales, como el Brexit, la guerra comercial EEUU-China o el petróleo, del que proclamó que "no podemos depender de un recurso que está en una zona tan conflictiva. Hay que apostar por las renovables y no sólo por el medio ambiente".

"LOS VIENTOS DE COLA YA NO EXISTEN"

Si la desaceleración se agravase, habría un factor positivo de estos años atrás que ahora "ya no existe", los "vientos de cola" -factores externos a España- como un precio del dinero bajo con tipos del 0 o un petróleo aún asumible pero al triple de precio que en 2016, "pero no hay ningún dato de recesión", insistió.

Etiquetas