Huesca

PRUEBA DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD

Nervios y repasos de última hora, en la primera jornada de la EvAU en la provincia de Huesca

Un total de 1.007 alumnos en la provincia han realizado este martes los tres primeros exámenes de la prueba

Un total de 116 estudiantes comienzan el martes la Evau de septiembre en Huesca
Un total de 116 estudiantes comienzan el martes la Evau de septiembre en Huesca
R. G.

HUESCA.- Más de 1.000 alumnos han comenzado este martes en la provincia de Huesca las pruebas de acceso a la universidad, la EvAU. Un total de 425 estudiantes realizan hasta el jueves los exámenes en la capital oscense, concretamente en la facultad de Empresa y Gestión Pública.

Todos ellos, han abarrotado los exteriores de este edificio pendientes del inicio de los exámenes. Como es habitual, nervios y repasos de última hora han sido son principales protagonistas.

Desde la Universidad de Zaragoza, detallan que de los 6.165 alumnos que se han presentado a las pruebas este año (200 más que el anterior), un total de 177 ha requerido adaptaciones para poder realizarlas.

EN ESTE ENLACE, UNA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

En relación a ello, la vicerrectora de Estudiantes y Empelo, Ángela Alcalá señala que estas cifras "muestran el éxito del trabajo que la Oficina Universitaria de Atención a la Diversidad (OUAD) realiza conjuntamente con el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón para mejorar la atención a los Estudiantes con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo en el paso a la educación superior para evitar el fracaso escolar".

El primer examen al que se han enfrentado ha sido Historia de España, la asignatura más densa y complicada para muchos de ellos. "Historia es mucha materia entonces quizá es lo que más cuesta preparar. Es muy largo y hay que resumirlo, además hay muchas fechas y nombres", ha expliado María de Sancha. En esta ocasión, los temas a desarrollar han sido la construcción del Estado liberal del siglo XIX o la Segunda República.

Por la tarde se enfrentan al ejercicio de Lengua y Literatura y concluirán la jornada con la prueba de lengua extranjera inglés.

Estos exámenes suponen una tarea complicada tanto de coordinación como de logística debido a la gran cantidad de alumnos que se enfrentan a ellos cada año y al tamaño de los espacios habilitados. "El trabajo ha sido antes, ha habido que confeccionar horarios, así como la distribución de las vigilancias, las aulas, los estudiantes que se presentan y los problemas que surgen.", explica el presidente de la EvAU en Huesca y Jaca, José Ortiz.

En la facultad, un total de 11 aulas se destinan a esta prueba, las cuales cuentan con una capacidad entre 30 y 50 personas. Por este motivo, es esencial el control que desempeñan los dos profesores que hay en cada clase. Del mismo modo, Ortiz indica que es indispensable que todos los exámenes comiencen a la misma hora, sin embargo "la experiencia hace mucho y la realidad es que lo tenemos dominado", detalla.

Antes del inicio de cada examen, se realiza una reunión con todos los profesores correctores donde se les da información de todo lo que tienen que hacer.

Además de esta preparación, los estudiantes también han dedicado desde una hasta tres semanas al estudio y repaso de las diferentes materias. "Hemos estado estos días estudiando por las bibliotecas y ahora aparecen muchos nervios pero es lo que hay que controlar. Si te lo sabes, es lo que hay que quitarse" indica Lorién Casasús, quien no tiene muy claro lo que quiere estudair. Su amigo Iván Correa, que espera comenzar Ade el año que viene, explica que él lleva dos semanas preparándose, desde que acabó las recuperaciones. Por su parte, Sofía Comín, futura estudiante de cinematografía, detalla que su preparación ha sido de una semana.

Los nervios acompañaban a muchos de ellos. Aunque señalan esta primera jornada de EvAU como causante de esa intranquilidad. "Yo he llevado la semana tranquila pero ahora al venir me he puesto nervioso", explica Ahmed Bibi, estudiante del Bachillerato de Artes quien opta por cursar un Grado Superior en fotografía el próximo curso.

"El ambiente es de presión y tensión, todo el mundo está estudiando y hablando del examen", afirma Yolanda Ibáñez quien tiene claro que su destino el año que viene será Granada donde quiere cursar Literaturas Comparadas.

Uno de los docentes que acompañó a los alumnos en esta jornada es Chusé Inazio Nabarro, profesor de Lengua y Literatura en el IES Lucas Mallada de Huesca, quien consideraba que los alumnos estaban más tranquilos y entraban con más ligereza a las aulas que otros años y resaltaba que lo más importantes es el trabajo durante el curso. "Estos días tienen que tener un poco de serenidad, la cabeza fría y han de primar la calidad sobre la cantidad en sus escritos".

Durante la jornada de este miércoles continúan los exámenes, en este caso sobre las asignaturas específicas de cada modalidad de bachillerato

Etiquetas