Huesca

HUERTOS ECOLÓGICOS

La Fundación Calasanz pone en cultivo una zona de huertos ecológicos

La entidad cumple el anhelo del recordado hortelano de propiciar en la ciudad la actividad a la que dedicó su existencia

La Fundación Calasanz pone en cultivo una zona de huertos ecológicos
La Fundación Calasanz pone en cultivo una zona de huertos ecológicos
J.O.

La fundación Daniel Calasanz está próxima a abrir una zona de huertos ecológicos, con parcelas de alquiler, en las afueras de la capital oscense. La iniciativa se destina fundamentalmente al ocio y siempre con cultivo ecológico. Verá cumplido así el patronato un objetivo fundacional y un anhelo de su impulsor de poner a disposición de la ciudad el patrimonio del popular hortelano.

Los primeros hortelanos con parcelas en los huertos de Calasanz comenzarán a cultivar en pocas semanas, en una experiencia inédita en Huesca, según subraya el presidente de la Fundación, Miguel Ángel Sanvicente. Los huertos conformarán un espacio de asueto con una actividad que fue fundamental para la economía local y que tras el retroceso de los años del desarrollo económico revive en buena medida ligada al ocio, pero también a modos de cultivo tradicionales.

Por el momento, la entidad va a disponer de 89 parcelas de 35 metros cuadrados cada una. Tiene capacidad de ampliarlas en función de la demanda. El precio del alquiler será de 0,65 euros el metro cuadrado cada mes, si bien la Fundación prepara una oferta de lanzamiento para alquiler anual con ahorro de dos mensualidades.

El establecimiento de esta zona de huertos ecológicos es una aspiración de la Fundación desde que se formó en 2013 con el objetivo de gestionar el legado patrimonial del popular hortelano oscense Daniel Calasanz, que falleció en 2011, y de recordar su figura y la tradición de la huerta oscense.

Los huertos se ubican en una parcela adquirida por Calasanz y que está administrada por la Fundación. Se sitúa en las cercanías del tramo de carretera de salida desde el casco urbano hacia la A23, por un camino que se prolonga desde la antigua casa del hortelano, junto a la ermita de Santa Lucía.

En las últimas semanas, la Fundación última los trabajos con el objetivo de que los primeros hortelanos puedan comenzar tareas dentro de un mes, aproximadamente. Ya hay formalmente alquilados 9 e interés por unos veinte más.

Cada parcela vendrá delimitada por un sistema de cuerdas y está equipara para el riego con tomas a las cuales el hortelano deberá conectar sus propios sistemas de riego.

El agua proviene de una balsa construida también en la propiedad y que se suministra del sistema de la comunidad de regantes La Magatina-Calundrares. El coste del suministro va incluido en el precio del alquiler.

Miguel Ángel Sanvicente, presidente de la Fundación, confía en que la iniciativa tenga éxito y recuerda que así ha sido en otras ciudades, caso de Zaragoza. "Es innovadora en Huesca; en ciudades grandes ha tenido éxito aunque el caso de Huesca es diferente porque aquí las huertas están más cercanas y la gente está acostumbrada", señala.

Teniendo en cuenta esta cierta proximidad mayor en Huesca a la huerta y su cultura, tal vez precisamente por esta misma razón, la Fundación espera que su iniciativa sea exitosa.

Sanvicente subraya el carácter ecológico de los cultivos, un aspecto esencial de la iniciativa que cuenta con un reglamento de uso que deja taxativamente clara es la prohibición de uso de productos excluidos en los modos y normas de producción ecológica.

En el terreno se ha construido también una nave de usos múltiples. Este edificio podrá ser utilizado por los usuarios de los huertos para otras actividades de recreo y convivencia. Cuenta además con espacio para almacenaje de útiles de la huerta. Esta zona de solaz contará con un pérgola para procurar sombra.

Aquellas personas interesadas en acceder a una parcela, pueden ponerse en contacto con la Fundación Calasanz. Existen dos medios para hacerlo: a través de la web (fundaciondanielcalsanz.com) o vía telefónica: 974 242 029.

Etiquetas