Huesca

EDUCACIÓN

La DGA retira el superávit de los colegios con personal de cocina propio

Los centros advierten que no podrán acometer mejoras al perder estos fondos

La DGA retira el superávit de los colegios con personal de cocina propio
La DGA retira el superávit de los colegios con personal de cocina propio
P.S.

HUESCA.- El Departamento de Educación ha ordenado a una decena de colegios con personal contratado por la Consejería en sus respectivos comedores que reintegren al Departamento el "superávit" acumulado por este concepto durante los últimos años, una cuantía que en el caso del Colegio Pío XII de Huesca llega a los 72.000 euros y que, en el menor de los casos, supera las cinco cifras, 10.000 euros.

Hay tres colegios afectados en la ciudad (Juan XXIII, Sancho Ramírez y el citado Pío XII) y alrededor de media quincena en el resto de la provincia. Los colegios oscenses explicaron a este periódico que esa retirada del "superávit" por el comedor impactará de manera "grave" en las inversiones que los centros hacían en sus instalaciones a cuenta de estas partidas, obras como -según indicaron desde los propios colegios- reformas de los aseos o labores de pintura.

Sin embargo, el Departamento de Educación negó que con ese dinero se paguen mejoras en los centros. "Ni el centro deja de tener disponible dinero para otras acciones ni repercute para nada en las familias ni en los servicios que ofrece ese centro", aseveró este martes la Consejería.

Educación explicó que la orden viene motivada porque estos centros tienen contratado "históricamente" personal (cocineros o auxiliares) que sufraga la propia Consejería, por lo que dichos colegios "se encuentran con mucho remanente y con esta resolución se les pide que lo devuelvan al Departamento para que se pueda reutilizar".

"Con esta acción -subrayó Educación- no se le quita dinero al centro, porque se trata de un dinero que acumula, pero está inmovilizado, ya que los centros no tienen capacidad de gestión sobre él, puesto que ese ingreso no está generado por su propia actividad; ha sido previamente aportado por la Administración y por eso está retenido. Se trata de liberarlo para la gestión ordinaria del Departamento".

EL PÍO XII PRESENTA ALEGACIONES CONTRA LA ORDEN

Pese a las explicaciones dadas por la Consejería, los centros oscenses dieron una versión totalmente distinta de la orden de la Secretaría General Técnica y de la Dirección General de Planificación y Formación Profesional del 12 de junio.

El malestar es tal que incluso uno de ellos, el Pío XII, ha presentado alegaciones contra dicha resolución con la que está "en total desacuerdo" porque la consecución de algunos objetivos educativos queda "muy impactada" al dejar de contar con ese dinero, afirmó el director del colegio, Isidro Garrido.

"Estos tres últimos años hemos rehabilitado los baños, pintado... pero quedan cosas por hacer", indicó Garrido, quien agregó que en colegios como el Pío XII, "donde la calidad e igualdad de oportunidades también se nota en los espacios, (esta resolución) es especialmente perjudicial". "No cabe duda de que la igualdad de oportunidades y la calidad está ligada a los recursos económicos", apuntó.

Por su parte, fuentes del Colegio Sancho Ramírez coincidieron con el Pío XII en que este dinero sí se usa para acometer inversiones en el centro. Las obras de este curso no se verán afectadas por la resolución, pero sí las del curso 2019-2020, para las que ya había algunas previsiones, y siguientes años escolares.

Y según ha podido conocer este medio, también el Colegio Juan XXIII destinaba estos fondos a obras de reforma en el centro, en el que ahora hay incertidumbre sobre la continuidad de las mismas el curso que viene, en el que se tenía pensado actuar en los baños del piso de abajo.

Estos tres colegios están dando a conocer la noticia a los miembros de sus comunidades educativas. Este miércoles hay claustro en el Sancho Ramírez, mientras que el Juan XXIII y el Pío XII han convocado a sus respectivos consejos escolares para este jueves.

Etiquetas