Huesca

CAMPAÑA DE REBAJAS

El comercio oscense inicia la temporada de rebajas estivales

Aunque ya no hay fechas oficiales, el arranque habitual se produjo este lunes

El comercio oscense inicia la temporada de rebajas estivales
El comercio oscense inicia la temporada de rebajas estivales
P.S.

HUESCA.- El comercio oscense inició este lunes formalmente la temporada de rebajas estivales, una de las épocas de animación en el sector. El periodo oficial se mantendrá hasta el próximo 31 de agosto. En algunos casos, las promociones se han adelantado ya algunos días, dado que ya no existe una regulación estricta sobre las fechas de descuentos, de manera que cada comerciante pude establecer libremente los periodos de descuento en función de su interés.

Con el inicio habitual de las rebajas de verano, el primer día de julio, tanto las administraciones públicas como las asociaciones de consumidores recuerdan la necesidad de afrontar con prudencia y cierta planificación de compras estas semanas de reducción de bonificaciones en los precios y establecen consejos para los consumidores.

La Unión de Consumidores de Aragón ha recordado que el precio rebajado en cada producto debe consignarse bien en porcentaje bien en cifra junto al precio habitual del producto.

Los artículos ofertados en rebajas deberán haber estado incluidos con anterioridad en la oferta de ventas. Esto es, está prohibido ofertar como rebajados productos deteriorados, así como los que hayan sido adquiridos expresamente para las rebajas.

Aquellos artículos que no estén rebajados deberán estar debidamente señalados como tales y separados del resto de los productos, con el objetivo de evitar confusiones.

La información del periodo de rebajas deberá exponerse de forma visible en el exterior del establecimiento, incluso cuando el local permanezca cerrado.

Señala UCAAragón que los productos adquiridos durante esta época pueden ser devueltos en caso de que el establecimiento comercial acepte retornos de artículos de forma general durante el resto del año.

En el caso de que el producto comprado sea defectuoso (y no se trate de un saldo), el consumidor puede exigir su devolución, aunque el establecimiento no las acepte de forma habitual.

El comprador tiene derecho a elegir la forma de pago. Si el comercio acepta normalmente la tarjeta de crédito como medio, este no puede negarlo en fechas de rebajas.

La Unión de Consumidores recomienda, entre otros consejos, comparar precios entre establecimientos, certificar la calidad de los artículos, comprobando que no tienen tara o no sean saldos.

Aconseja también solicitar información sobre la política de devoluciones del establecimiento y exigir si se prefiere el pago con las tarjeta de crédito anunciadas en el comercio sin recargo alguno.

Es conveniente solicitar siempre el justificante de compra, con el sello en su caso del documento de garantía. Por último, apunta que las reclamaciones ante cualquier irregularidad deben consignarse en las hojas de reclamaciones.

Etiquetas