Huesca

TURISMO

Los principales indicadores turísticos retrocedieron en la provincia de Huesca

Los viajeros bajaron un 3 % y las pernoctaciones el 6 %, pero el empleo en el sector subió un 5 %

Los principales indicadores turísticos retrocedieron en la provincia de Huesca
Los principales indicadores turísticos retrocedieron en la provincia de Huesca

HUESCA.- Los hoteles de la provincia recibieron a 320.832 turistas entre enero y mayo, una bajada del 3,2 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado. En términos absolutos, y según la encuesta de ocupación hotelera del INE (Instituto Nacional de Estadística), los viajeros se han reducido en 10.705.

Peor ha sido la bajada en las pernoctaciones. En los cinco primeros meses del año se contabilizaron 752.843, un 6,5 por ciento menos (52.254 menos en términos absolutos).

A consecuencia de estos datos, también la estancia media del turista en la provincia se contrajo, pasando de las 2,43 noches de media entre enero y mayo de 2018 a las 2,35 de los cinco primeros meses del año en curso.

A modo de comparativa, los descensos en los principales indicadores turísticos en el Alto Aragón contrastan con la media general del país, donde los turistas se incrementaron un 3,9 por ciento en los cinco primeros meses del año (con 38,5 millones) y las pernoctaciones se elevaron otro 1,4 por ciento (llegando a las 112,5 millones).

Volviendo al Alto Aragón, el comportamiento, según el lugar de residencia del turista, es muy diferente, ya que entre los viajeros afincados en España hay bajadas considerables, amortiguadas ligeramente por los incrementos registrados entre los turistas que vienen del extranjero.

La cifra de turistas residentes en España cayó un 4,2 por ciento hasta los 276.421 (12.236 menos que en 2018) y las pernoctaciones disminuyeron un 7,9 por ciento hasta las 646.382 (55.295 menos). Así, la estancia media pasó de 2,43 a 2,34 noches.

En el segmento de viajeros procedentes de otros países, el número de turistas se incrementó un 3,6 por ciento hasta los 44.411 (1.529 más) y las pernoctaciones crecieron un 2,9 por ciento, llegando a las 106.463 (3.043 más). De estas cifras resultan una mínima caída de la estancia media, que bajó de las 2,41 noches de los cinco primeros meses del año pasado a las 2,40 de enero a mayo del actual.

BAJAN LOS ESTABLECIMIENTOS PERO SUBE EL EMPLEO

De la encuesta de ocupación hotelera realizada por el organismo estadístico también se extrae una reducción en la estimación de los establecimientos hoteleros abiertos en la provincia, pero a la vez el personal empleado ha aumentado.

Entre enero y mayo de este año hubo, de media, 271 establecimientos abiertos, un 2,5 por ciento menos. Pese a este descenso en el número de establecimientos, subieron las habitaciones estimadas (+1,8 %, hasta 6.634) y las plazas (+1,6 %; hasta 13.721).

El empleo, por su parte, aumentó un 5,3 por ciento, hasta los 1.381 trabajadores de media mensual.

Finalmente, los diferentes grados de ocupación descendieron respecto a 2018. El de plazas se situó en el 35,1 % (47,7 % los fines de semana) y el de habitaciones, en el 36,5 %.

Etiquetas