Huesca

FIESTAS

El barrio de Santiago de Huesca tendrá al final apoyo para sus fiestas

La junta gestora recordó que llevaban esperando desde mayo a reunirse con el Consistorio

El barrio de Santiago de Huesca tendrá al final apoyo para sus fiestas
El barrio de Santiago de Huesca tendrá al final apoyo para sus fiestas
S.E.

HUESCA.- Casi un día después de anunciar que no celebrarían sus fiestas patronales, la junta gestora de la Asociación de Vecinos del Barrio de Santiago ha mantenido este miércoles una reunión con los concejales de Participación Ciudadana, Rosa Serrano y Cultura y Fiestas, Ramón Lasaosa, y la edil delegada de este distrito, Cristina de la Hera, para cerrar la colaboración que permita sacar adelante la celebración de parte de sus actos.

La decisión final queda en manos de la asociación. Desde el Ayuntamiento han transmitido la "posibilidad de colaborar", a nivel organizativo, en algun acto habitual, como un evento musical, una orquesta o una comida popular.

"No queremos imponer ninguna solución", ha apuntado De la Hera, pero "no se puede dejar un barrio sin fiestas". A lo largo de esta semana se emplazó con la gestora para tomar una decisión y así poder tener cerrada la programación el próximo lunes.

La junta anunció a última hora de este martes, a través de un comunicado, que no celebrarían las fiestas patronales por la falta de apoyo. Recordaron que desde que solicitaron a comienzos de mayo una reunión con la anterior concejala de Fiestas, María Rodrigo, no habían tenido respuesta. Lo que si garantizaban desde la junta era la celebración de la eucaristía en honor a Santiago Apostol, el jueves 25 de julio, a las 20 horas, con la colaboración de la parroquia, además del reparto de la torta bendecida y el vino.

Aunque habían realizado distintos llamamientos para contar con la colaboración de los vecinos, en esta ocasión la junta -formada actualmente por tres personas- no podía hacerse cargo de organizar las fiestas. Y dada la situación, María Isabel Abril, portavoz de la junta, recordó como el Ayuntamiento intervino para que las fiestas de María Auxiliadora pudiera celebrarse el pasado mayo. "Si abres la puerta para otros barrios tienen que hacerlo para los demás", ha considerado esta vecina.

PIDEN APOYO PARA CONTINUAR CON LA ASOCIACIÓN

Este grupo de voluntarios sigue teniendo dificultades no sólo para organizar las fiestas, ya que otras actividades, como la ruta de las ermitas no se han podido organizar. "Continuamente estamos haciendo llamamientos pidiendo la ayuda de los vecinos y se han dejado de hacer algunas cosas para que se vea", ha señalado.

Esta situación se hace extensiva al funcionamiento de la asociación, que el próximo otoño podría desaparecer si no surgen personas para colaborar con la junta gestora o formar una nueva junta. La asociación lleva en esta situación de interinidad desde hace más de cuatro años. Por eso, a finales del verano está previsto convocar una asamblea general para que se acerquen los interesados. En caso contrario, la asociación pasará a su disolución. "Nos negamos a estar así más tiempo, pero no ha echar una mano" si surgen manos para colaborar.

Etiquetas