Huesca

FIESTA TOMATE ROSA

La Fiesta del Tomate Rosa de Huesca, paladear la confianza

TM El Encanto del Barrio celebra la séptima edición el viernes en un homenaje al producto y al territorio

La Fiesta del Tomate Rosa de Huesca, paladear la confianza
La Fiesta del Tomate Rosa de Huesca, paladear la confianza
J.G.A.

HUESCA.- El Encanto del Barrio es un ágora, una plaza donde se conversa. Es probable que el vehículo iniciático fuera el comercio, aquella tienda de los padres de Macu en la esquina de San Vicente de Paúl que luego trasladaría sus instalaciones a otras sustantivamente mayores en la calle Gibraltar. Siempre en el Perpetuo Socorro.

Y en el Barrio es donde Macu Lanuza y Toño Fernández centraron su proyecto definitivo hace poco más de una década, en la calle Valencia. Si algo han conseguido Toño y Macu es que, en medio de un ambiente polícromo pintado por cuanto la naturaleza otorga para la nutrición humana, todos cuantos atraviesan sus puertas quedan automáticamente reconocidos como protagonistas de un guion de película en torno a la amistad. No en vano, Aristóteles la definía como un alma que habita en dos cuerpos y un corazón que habita en dos almas.

Macu y Toño interpretan una obra maestra cada mañana, cuando se disponen a perpetuar su sonrisa durante toda la jornada. Ese gesto que materializa una convicción humana, la que expresa Víctor Kuppers cuando sentencia que la inteligencia no tiene mayor mérito, que la actitud realmente admirable es la amabilidad, que demanda cada día una elección: entre agradarnos y agradar o envolvernos en nuestra insignificancia individual. Por esta razón, son un icono del comercio de Huesca, como lo son otros personajes imprescindibles para concebir la grandeza social de la ciudad.

En ese liderazgo no buscado y precisamente por su naturalidad más admirado, Toño y Macu congregan desde hace siete años a cientos de compañeros y amigos para rendir tributo a un producto que nuestros ancestros supieron pulir hasta erigirlo en una verdadera joya gastronómica: el tomate rosa. Y en su rededor, organizan este viernes, día 26, una gran fiesta.

Más allá del tributo a los productores y del encuentro con los placeres, constituye una gran obra coral en la que el público es partícipe de la congregación de actores entusiastas y virtuosos: tres grandes de la restauración (Rubén Pertusa, Fernando Abadía y Beatriz Allué), dos incombustibles de las buenas causas como Miguel Escuer y Carpintería Castellar con Nuria Grau, la imagen de Mira que Majo de Sonia Andrés y prodigiosos fabricantes como Bodega Pirineos, Estrella Galicia, Miel de Cris, Alfredo Ortega cortador de jamón, Aceite del Molino de Bolea de Lorenzo Urroz, Longaniza de Maella, Quesos d"Estrabilla de Nacho Robredo en Valsalada y Mermelada El Ababol -sello Pertusa- y el aliento permanente de la Asociación de Comerciantes de Huesca.

Y, sin embargo, en las cinco carpas que montará Toño, y en el que cada uno de los tres restaurantes servirá tres tapas mientras el resto de productores ofrecerán sus delicias, la Fiesta del Tomate Rosa trasciende el aspecto meramente coquinario. "Nosotros estamos encantados con el producto de Aragón, es nuestro principal objetivo. Pero nuestra gran motivación es agradecer al cliente y a la ciudad la oportunidad que nos dan de compartir cada día con ellos. Nosotros tenemos una clientela fuera de lo normal, espectacular de maja, sociable, cooperativa... Se lo debemos todo".

A estas alturas, el escribano no es consciente de si habla Toño, sereno y sosegado, o Macu, de una pasión tan alta como su procedencia, Osia, en tierras de San Juan de la Peña. Es lo de menos. TM El Encanto del Barrio es otro salón del tanto monta, monta tanto, al que se incorporan en la voz sus compañeras, Marisol y Oroel. Incluso las clientas que llegan, que se reconocen sin tapujos "colaboradoras".

En realidad, aquí se "trafica" con una piedra preciosa: "La confianza. Nos gusta que nuestros amigos compren bien, que tengan buenos productos de la zona, aunque sin renunciar a tenerlos de lejos, porque lo importante es la calidad. Estamos enamorados de la tierra de la que somos".

Toño acude semanalmente a Zaidín y otros proveedores para la mejor fruta y verdura. El tomate rosa, de hecho, es de Huesca, de Sena y de Barbastro. Para ellos, todo son denominaciones apetecibles, porque ellos valoran el origen. Se deben a los clientes, orgullosos como están de pertenecer al noble gremio del comercio. "Son conscientes de que todo entra por los ojos en primer lugar", y de hecho TM El Encanto del Barrio es un enorme y apetecible bodegón. En él figuran más de dos mil referencias, impresionantes las frescas, soberbio el repertorio de excelentes bebidas.

Así se exhibirán a partir de las 19 horas del viernes en las carpas de la calle Valencia, donde recibirán a los amigos con gazpacho fresquito de la mano de Rubén Pertusa, para entrar en el sueño gastronómico con Rafa Abadía y Bea Allué. Habrá, por supuesto, muchas sorpresas y un denominador común: la excelencia. Es su contribución a la ciudad, su "diferenciación" que no les hace olvidar la imprescindible humildad y un requisito que hay que cumplimentar para acudir: la alegría.

Si el comercio combate frente a formatos y virtualidades con las herramientas de la autenticidad, Macu y Toño han forjado a fuego su estilo propio. "Estamos orgullosos de nuestra clientela, que es muy diversa. Eso hace nuestro carácter, como el de la ciudad, saber que tenemos que agradar a todos, complacer todos los deseos, establecer un hilo de confianza y entregarles lo mejor de nosotros. Y por eso esta fiesta se convierte ya en una tradición con la que cada año firmamos nuestro compromiso con Huesca y con los oscenses". La plasmación de la sentencia de Alexander Jodorovsky: "Todo lo que das, te lo das; lo que no das, te lo quitas". Toño y Macu, fiesta, tomate rosa y Huesca. Cuatro patas para una mesa de todos.

Etiquetas