Huesca

RECURSOS HÍDRICOS

La puesta en carga de Montearagón podría retomarse después de seis años

Tras culminar la estabilización del deslizamiento, deberá eliminarse la vegetación

La puesta en carga de Montearagón podría retomarse después de seis años
La puesta en carga de Montearagón podría retomarse después de seis años
S.E.

HUESCA.- La puesta en carga del embalse de Montearagón podría retomarse tras seis años si los trabajos de estabilizción de deslizamiento culminan según el plazo previsto, el próximo septiembre. Tras acabarse este proyecto deberá acometerse la eliminación de las zonas boscosas que hay en el vaso y la adecuación de caminos, con lo que podría ser a comienzos. Para esta nueva intervención, el Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Confederación Hidrográfica del Ebro, destinará un presupuesto de casi 450.000 euros (446. 814,49 euros).

Los problemas con la ladera en la que se está trabajando, a 4 kilómetros de la presa, se detectaron en 2013 y paralizó el proceso de llenado del embalse del río Flumen, retrasando su puesta en servicio. Durante la ejecución de estos trabajos se produjo en octubre del pasado año un fuerte corrimiento del terreno, incrementado por lluvias caídas, lo que obligó a la paralización de los trabajos para realizar una intervención de emergencia. La previsión es que las primeras obras, salvo imprevistos, estén acabadas el próximo mes.

La construcción del embalse, recordemos, culminó en septiembre de 2006, aunque las obras fueron recibidas en mayo de 2009. En 2010 comenzó la puesta en carga, que llegó hasta la cota 554, la máxima permitida por la Dirección General de Agua, hasta que no se resolviera la inestabilidad del deslizamiento, aparte de que su zona más baja hubiera resultado inundada. Tampoco cabía la posibilidad del vaciado, porque podría haber aumentado la presión sobre el terreno, llegando a producir un movimiento de su masa.

Una vez terminen las obras actuales se podrá proseguir con la segunda fase de llenado, si así se autoriza. Para ello sólo restaría proceder a realizarla limpieza de la vegetación para que no influya de manera negativa en la posible acumulación de residuos en el embalse.

Esta intervención, que tiene un plazo de ejecución previsto de 3 meses, incluye los movimientos de tierras y el acondicionamiento de caminos para el acceso a las zonas de tala, innacesible actualmente con los medios convencionales. La eliminación de la masa forestal se realizará en una zona delimitada de 7 hectáreas en el barranco de Lienas, donde también se talarán unos 123 árboles sueltos. Y al no afectar a la zona protegida del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, este proyecto no requiere de la evaluación de impacto ambientall

Etiquetas