Huesca

ORGANIZACIONES EMPRESARIALES Y SINDICATOS

UGT y CCOO piden mejoras laborales y Ceos, "estabilidad"

La patronal y los sindicatos señalan qué medidas se deberían aprobar este año

Salarios más altos en los nuevos contratos
Salarios más altos en los nuevos contratos
S.E.

HUESCA.- Intereses opuestos y, por tanto, demandas en las antípodas. Las reivindicaciones de empresarios y sindicatos para este año son radicalmente distintas. Reforma laboral, poner punto final a los "trabajadores pobres", impuestos, seguridad jurídica o infraestructuras son algunas de las reclamaciones de las organizaciones sindicales y empresariales de la provincia.

La patronal altoaragonesa, Ceos-Cepyme, considera "preciso" crear un entorno "favorable" a la actividad empresarial, un camino en el que las organizaciones empresariales "deben colaborar gobierne quien gobierne".

"Necesitamos una estabilidad política e institucional a largo plazo que fomente el espíritu empresarial, la formación como vía para crecer y mejorar, reforzando la innovación y la adaptación digital, fomentando la sostenibilidad medioambiental como instrumento de competitividad, intensificando la internacionalización", defiende el presidente de Ceos, Fernando Luna.

El representante del empresariado sostiene que para todos estos cambios son "necesarias reformas estructurales" para hacernos más competitivos. A esto hay que sumar la "necesaria" consolidación presupuestaria "mejorando la eficiencia del gasto público, con una tributación empresarial competitiva, con seguridad jurídica y garantía del derecho a la propiedad para favorecer la inversión".

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, coinciden en sus demandas más importantes: la derogación de la reforma laboral y que se continúe el camino para seguir mejorando los salarios.

Carlos Villacampa, secretario territorial de UGT, suma a esta lista que sindicatos y patronal se sienten "en igualdad de condiciones" a negociar un Estatuto del Trabajador "del siglo XXI". "Los empresarios piden flexibilidad y los trabajadores, seguridad y salarios dignos", dice Villacampa.

También reclama subidas en los sueldos para tener "salarios que permitan vivir" y pone el dedo en la llaga de un fenómeno relativamente nuevo, el de "los trabajadores pobres, un nuevo perfil de pobre que apareció tras la reforma laboral de Rajoy, devastadora para los trabajadores".

En una línea parecida, Conchita Giménez, secretaria general de CCOO, manifiesta que es "prioritario" impulsar los salarios y mejorar la protección social "de modo que se acabe con la pobreza laboral, se consolide la demanda interna y se cree empleo de calidad y estable".

CCOO también demanda un cambio en el modelo productivo del país, enfocándolo a sectores con alto valor añadido y de alta competitividad tecnológica.

En otro apartado, Ceos-Cepyme considera "imprescindible" que se acaben las infraestructuras pendientes en materia hidráulica y, "tanto en grandes vías de comunicación como en la red capilar de carreteras comarcales", en materia viaria. También reclama finalizar las infraestructuras ferroviarias "favoreciendo la TCP y la rehabilitación del Canfranc".

Luna expresa que una herramienta contra la despoblación sería analizar las redes de transporte por carretera, así como favorecer el acceso a las telecomunicaciones. Además, es precioso acabar con la brecha digital, garantizar servicios básicos de calidad, ayudas a la contratación, profesionalizar más el sector agroindustrial con un plan estratégico y reforzar las cabeceras de comarca "como centro neurálgico en la prestación de servicios".

También demanda rebajar las cotizaciones a la Seguridad Social en función de la densidad de población e implantar beneficios fiscales y ayudas a la compra y rehabilitación de viviendas.

La guinda sería un pacto de Estado "que favorezca la financiación autonómica de las zonas más despobladas".

LAS INCERTIDUMBRES DE 2019 PERMANECEN ESTE AÑO

El 2019 ha sido un año con muchas incertidumbres y allí coinciden tanto los sindicatos como la patronal. Desde las dudas, parece que ya despejadas, sobre el futuro Gobierno hasta las que siguen sin aclararse, como el "brexit" y si será "duro" o "blando", o la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Parece que estas situaciones, a excepción de la del Ejecutivo nacional, seguirán marcando el año recién estrenado.

Manuel Rodríguez Chesa, presidente de la Cámara, incide en que el 2019 ha sido un año "complejo" con una "inquietud general en el país por una situación política inestable". Esta falta de Gobierno formal "obliga a estar quietos" y a pensarse muy bien las inversiones empresariales.

En la provincia, la situación ha sido "relativamente distinta" a la media nacional porque el paro sigue por debajo de la media.

El comercio exterior también ha contribuido notablemente a esa sensación de estar mejor. Según Rodríguez Chesa, el balance de este área ha sido "bastante bueno" y las empresas han hecho "muchas más exportaciones que importaciones".

Además, sectores con tanto peso como el agroalimentario o el turismo "están en un crecimiento importante" y, respecto a este 2020, aventura que "seguirán en la misma línea".

La secretaria territorial de CCOO, Conchita Giménez, apunta que el 2019 probablemente acabe como "el año de menor crecimiento de la década" por "una serie de factores desencadenantes" en los que "la política ha tenido un papel decisivo y la guerra comercial es la principal causa de esta desaceleración".

Respecto a 2020, el secretario territorial de UGT, Carlos Villacampa, dice sobre la barruntada crisis que "llegará lo que tenga que llegar" y recuerda que en 2008 "los grandes gurús dijeron que no iba a haber crisis y que no había burbuja" inmobiliaria.

Villacampa cree que la situación empeorará pero no hasta llegar a una crisis, sino a una "ralentización". Esa amortiguación, explica, se debe a que "el "brexit" parece aclarado y al Reino Unido tampoco le interesa uno duro". Además, también parece remitir la guerra comercial entre Estados Unidos y China "aunque nunca se sabe con Trump".

Unas previsiones más pesimistas, "pero sin ser alarmistas", tiene Rodríguez Chesa, para quien seguirá la "inquietud" y "la indecisión a la hora de invertir porque no se ven las cosas claras".

"No soy alarmista pero hay que tener visión de la realidad y de lo que se nos puede venir encima", sostiene Rodríguez Chesa, que tiene la "impresión" de que este año aumentará el paro.

"Vamos a ver cómo afrontamos la situación y a poner todas las medidas para que se quede en positivo pero las dificultades serán importantes", zanja.

Etiquetas