Huesca

TRADICIONES

Los Reyes Magos y los cuentos desbordan Huesca de emoción

Unas trescientas personas participaron en una cabalgata con miles de asistentes

Los Reyes Magos y los cuentos desbordan Huesca de emoción
Los Reyes Magos y los cuentos desbordan Huesca de emoción
R. G.

HUESCA.- Los cuentos de toda la vida han llenado este domingo de ilusión las calles de Huesca durante la cabalgata de de Sus Majestades de Oriente, aunque los momentos más emocionantes para los innumerables niños han sido, sin duda alguna, la aparición de Melchor, Gaspar y Baltasar, tanto en el desfile como en las tradicionales promesas desde el balcón del Casino.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES DE LA CABALGATA

El desfile ha estado protagonizado por los personajes de fábulas tradicionales y por los tres Reyes Magos. Precediendo a Sus Majestades de Oriente, decenas de protagonistas de cuentos clásicos como Blancanieves, Maléfica, Peter Pan, el Lobo Feroz, Aladdín, Caperucita Roja o la Reina de Corazones. En total, unas 300 personas participaron en la cabalgata, 50 de ellos actores dando vida a los personajes de fábulas.

El frío no se ha dejado notar lo más mínimo en la afluencia y las aceras del Coso Alto, los Porches y la plaza Navarra han estado abarrotadas de niños ilusionados y sus familias, no menos ilusionadas. Eso sí, la humedad causada por la niebla ha provocado algún resbalón entre patinadores y otros participantes que iban sobre zancos.

La primera carroza ha llevado al desfile a una nueva pero muy popular protagonista de cuentos infantiles, Elsa de la película "Frozen", una de las más reclamadas por las niñas que contemplaban la cabalgata.

El lema del desfile, "Me pido los cuentos", ha impregnado todo el recorrido y así, al último éxito de Disney, le siguieron otros mucho más tradicionales aunando a las distintas generaciones de las familias que veían la cabalgata.

El espantapájaros, el león cobarde y el hombre de hojalata han recordado la fábula de "El Mago de Oz", mientras que Alicia ha llevado la magia del país de las maravillas y la carroza ambientada en el "Cascanueces" ha recordado que, por poco, pero todavía seguíamos en Navidad.

Entre medias de un cuento y otro, los numerosos grupos de animación que, un año más, han participado en la cabalgata: patinadores, duendes en zancos, ángeles navideños o pastores de Belén se entremezclaban con los protagonistas de las fábulas infantiles.

También hacían acto de presencia las mairalesas encaramadas en las carrozas de Las Pajaritas y Ciudad de Huesca.

Tampoco han faltado al desfile los trabajadores y vehículos de Correos, ayudantes indispensables para que todas las cartas lleguen a los Reyes Magos y para que Melchor, Gaspar y Baltasar repartan sus regalos. Los bomberos han echado una mano llevando muchos juguetes en el camión.

Y entonces, tras los heraldos a caballo, ha llegado el momento más esperado para los pequeños: la llegada de los tres Reyes Magos junto a sus séquitos.

Los gritos ilusionados de los niños con el nombre de cada Rey Mago fueron una constante a su paso con la esperanza de que Melchor, Gaspar o Baltasar se fijara en ellos para no olvidarse de pasar por su casa unas horas más tarde.

Del norte venía Melchor en una carroza con oso polar incluido y precedida por unos vikingos. Desde Asia, y con una carroza con oso panda y demás motivos orientales, llegaba Gaspar. Y desde el continente negro, Baltasar con búfalos, elefantes, leones y jirafas en la carroza y guerreros africanos flanqueando su paso.

PROMESAS A LOS REYES

El fin de la cabalgata, dirigida por Lagarto, Lagarto, ha sido simplemente el aperitivo del acto más importante: el mensaje de los Reyes Magos desde el balcón del Círculo Oscense y la renovación de las promesas sobre hacer caso a los padres, portarse bien con los compañeros del cole, ser respetuosos con los niños que vienen de fuera o compartir los juguetes con los niños que no tienen. Sí a todas las preguntas como no podía ser de otra manera. Harina de otro costal será el tiempo que se mantengan.

Antes de renovar las promesas, un bromista Gaspar ha sembrado la inquietud -momentánea, eso sí- entre los pequeños al decir que este año traían mucho carbón, pero tras la cariñosa reprimenda de Melchor, Gaspar ha admitido que ese carbón es para las barbacoas. Suspiros de alivio entre muchos de los niños y adiós a las caras de susto.

Los tres Reyes Magos se retiraron del balcón del Círculo Oscense para empezar una noche muy, muy ajetreada, y ha dado comienzo entonces el espectáculo luminoso y pirotécnico, a cargo de Producciones Viridiana y Rampa Sonido e Iluminación.

Con el último fuego artificial explotando en el cielo era tiempo de ir deprisa a casa, bañarse y cenar rápido antes de dejar todo preparado para la visita de Sus Majestades de Oriente, aunque estos ya avisaron de que con un vaso de agua se conformaban y que nadie más deje turrón para los camellos, aunque de nuevo el bromista Gaspar ha dicho que no importaba si se lo dejaban para los Reyes Magos.

Será la mañana de este lunes cuando los niños descubran si se han portado lo suficientemente bien como para que Melchor, Gaspar y Baltasar les hayan dejado los juguetes que pidieron en sus cartas, aunque como remarcaban los Reyes Magos en su mensaje desde el Círculo Oscense, el mejor regalo que traen desde hace más de dos mil años es el amor.

Etiquetas