Huesca

DEMOGRAFÍA

La población en el Alto Aragón crece por el empuje de los inmigrantes

Mientras que el número de residentes españoles se redujo en 701 en un año, el de extranjeros creció en 1.524

La población en el Alto Aragón crece por el empuje de los inmigrantes
La población en el Alto Aragón crece por el empuje de los inmigrantes
R.G.

HUESCA.- La población inmigrante ha sido la causante de que el Alto Aragón haya ganado habitantes por primera vez desde el 2010, año en el que alcanzó su pico de población. A partir de esa fecha comenzó a perder habitantes hasta que en 2019 la tendencia se invirtió, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Estas cifras muestran que ese crecimiento se debe exclusivamente a los extranjeros, puesto que el número de españoles ha continuado disminuyendo.

De los 218.965 habitantes que tenía Huesca a 1 de julio de 2018, pasó a 219.788 un año después, apenas 823 más (un 0,38 %), de acuerdo con las últimas Cifras de Población, un cálculo estadístico destinado a medir la población residente en España que difiere de los datos del padrón. En ese periodo, el número de españoles había caído en 701 personas mientras que el de ciudadanos extranjeros había aumentado en 1.524.

Es más, el número de españoles nacionalizados en Huesca también ha crecido en este tiempo, pues los españoles nacidos fuera el país han pasado de 1.610 en 2010 a 4.833, según las cifras de hace seis meses.

La disminución de la población de nacionalidad española es una constante en Huesca desde 2010, año que alcanzó los 200.164.. Los habitantes de otras nacionalidades residentes en la provincia también disminuyeron durante varios años hasta que empezaron a remontar en 2017. Según la Estadística de Migración, a 1 de julio de 2019 había 25.936 inmigrantes en el Alto Aragón, 1.524 más que en la misma fecha de 2018. Ya suponen el 11,8 % del total de habitantes de la región, una décima porcentual más que en 2010 (11,8 %), cuando había más de 26.500 extranjeros.

Los ciudadanos de otros países de la Unión Europa siguen siendo la mayoría (12.395), seguidos por los africanos (7.212) y los sudamericanos (2.817). No obstante, la composición de la población foránea está cambiando respecto a hace diez años. Mientras que ahora hay 653 africanos y 1.224 sudamericanos menos que en 2010, ha aumentado el número y, por tanto, el peso específico de los procedentes de Centroamérica y de Asia. Ambos colectivos han duplicado su población, pasando los primeros de 817 a 1.581 y los segundos de 431 a 758.

Los datos del INE también muestran que, mientras que entre los otros países de Europa y de Asia el número de hombres y mujeres es similar, entre los africanos son mayoritariamente hombres (4.558 por 2.654) y que este aspecto se invierte en la población sudamericana (1.277 por 1.540) y, sobre todo, centroamericana, donde el número de mujeres duplica al de hombres.

Etiquetas