Huesca

PETICIONES VECINALES

Los barrios de Huesca reclaman más atención al Ayuntamiento

Los ocho distritos de la ciudad exigen que en este nuevo año se les escuche

Los barrios de Huesca reclaman más atención al Ayuntamiento
Los barrios de Huesca reclaman más atención al Ayuntamiento
V.L.

HUESCA.- La lista de deseos de los barrios de la capital altoaragonesa para 2020 incluye un amplio paquete de peticiones centradas en temas de seguridad, alumbrado, tercera edad, urbanismo, sociales, patrimonio y convivencia para las que las asociaciones vecinales solicitan al Ayuntamiento de Huesca, al menos, que se les escuche.

Los presidentes de los barrios coinciden en destacar la demora de algunas cuestiones pendientes y enquistadas que, tras extenderse a lo largo del tiempo, no reciben respuesta desde el Consistorio, ni siquiera un poder de intenciones.

Las entidades vecinales llaman a la participación ciudadana y piden más atención ante este amplio abanico de demandas que varían en cada uno de los distritos de Huesca con un punto en común: la necesidad de mejoras.

La presidenta del Barrio del Perpetuo Socorro, Minia Díaz, recuerda que en esta zona de la ciudad todavía están pendientes los 15 puntos básicos recogidos en el Plan Urbanístico Social que los vecinos elaboraron en el año 2015. "Se tendrían que haber llevado a cabo ya en la legislatura anterior. Algo se ha hecho, pero se ha hecho mal", comenta la presidenta, que dice que entre todos estas propuestas pendientes se encuentra la reurbanización de la calle del colegio Pío XII.

También se refiere a los solares abandonados y con un estado "de no mantenimiento lamentable" del barrio, que provocan "problemas de ratones, ratas y basura en general", apunta.

A esta lista de temas enquistados añade además los problemas de convivencia del barrio, "porque no se cumplen ni las ordenanzas básicas", y también temas urbanísticos "bastante prioritarios" dado el mal estado de las aceras, calzadas y alcorques de muchas calles.

Javier Moreno, presidente del Barrio de María Auxiliadora, considera que la necesidad "histórica" de los vecinos es el acondicionamiento de la subestación eléctrica ubicada en esta zona de la ciudad. "En su momento conseguimos que el alcalde Luis Felipe mandara una carta a Endesa, pero no hubo avances. Ahora es un buen momento para poner sobre la mesa este tema, primero por la responsabilidad social corporativa de las empresas y también porque se trata de una subestación antigua que habría que modernizar porque es obsoleta y no cuenta con las actuales medidas de seguridad que apuestan por el soterramiento", considera.

A todo esto, añade que los mayores del barrio necesitan un centro en el que reunirse y destaca a su vez el mal estado de la sede vecinal, donde hace un par de días cerraron definitivamente el salón de actos debido al deterioro del suelo a causa de las goteras. El presidente manifiesta también el deseo de esta entidad por integrar el río Isuela en el barrio y en la ciudad, además de hacer referencia al colapso de tráfico en calles como la de Joaquín Costa en las entradas y salidas del centro escolar ubicado en esta vía. También hace alusión a la necesidad de mantener abierto en Centro de Salud Santo Grial y pide "que se nos escuche a los vecinos" sobre cuestiones en las que "el Ayuntamiento no da ni un paso".

Por su parte, desde la Asociación de Vecinos Osce Biella, Rosa Abadía, indica que la entidad está trabajando por intereses patrimoniales y por defender la seguridad del barrio. "Seguimos intentando que se preserven casas históricas y que se reactive el tejido histórico, patrimonial y urbanístico del Casco".

Añade que Osce Biella está empeñada en que no haya más solares vacíos y en defender "que somos un conjunto patrimonial interesante" a la vez que muestra su preocupación por los problemas de seguridad que se han registrado en puntos como la plaza de los Fueros.

A Cristina Betrán, presidenta de la Asociación de Vecinos del Barrio de San Lorenzo, también le angustia la inseguridad latente en puntos del barrio como la plaza del Burguer King. "Los vecinos están muy hartos y tienen miedo", asegura.

Añade que el barrio de San Lorenzo "desde hace ya 25 años denuncia que la iluminación es muy débil y que la calle San Lorenzo se encuentra en mal estado. Nos gustaría también que se hiciera la prolongación de Padre Huesca y, sobre todo, que se planten más árboles", detalla.

Y María Isabel Abril, portavoz de la Asociación de Vecinos del Barrio de Santiago, comenta que las necesidades de esta zona de la ciudad "son las mismas porque no han hecho nada en un par de años. Nada de nada".

La fuente de la plaza Circular, que "no funciona bien más que quince días cada vez que la arreglan", y el escaso alumbrado de calles como Menéndez Pidal y el Polígono 25 son otros temas pendientes a los que añade el mal estado de las aceras y los baches de la avenida Pirineos. "Queremos que el Ayuntamiento nos escuche de una vez y que arreglen algo, que hagan caso a los barrios, que tampoco pedimos tanto", reclama.

Por otro lado, Vicente Lachén, presidente del Barrio de San José, pone el foco en el solar de Textil Bretón. Los vecinos han pedido al Consistorio que se realice una poda en los árboles de este espacio que se ha convertido en un dormidero para los estorninos que huyen del parque Miguel Servet con las medidas de control de plagas que emplea el Ayuntamiento, lo que genera mucha suciedad en la zona. "Esto es salgo prioritario. Todos lo días los vecinos me cuentan cómo están de sucios los coches que se aparcan en este solar, que quedan en un estado lamentable", plantea.

Asimismo, esta entidad va a solicitar una reunión con el alcalde de Huesca y la concejala del barrio, Ana Loriente, para manifestarles necesidades y sugerencias, como la de trasladar la sede vecinal, ubicada actualmente en el Torreón del Matadero.

Por su parte, desde el Barrio de la Encarnación reclaman el vallado de la avenida de Martínez de Velasco para evitar incidentes que puedan afectar a niños y adolescentes que juegan en sus parques.

En el Barrio de Santo Domingo y San Martín destaca la histórica reivindicación que recoge el proyecto de urbanización de las plazas de San Félix y San Voto, una de sus asignaturas pendientes.

Etiquetas