Huesca

INSTALACIONES AEROPORTUARIAS

El aeropuerto Huesca Pirineos sufre la mayor caída de pasajeros

El oscense ha sido el aeropuerto con menos turistas en 5 de los últimos 7 años

El aeropuerto Huesca Pirineos sufre la mayor caída de pasajeros
El aeropuerto Huesca Pirineos sufre la mayor caída de pasajeros
S.E.

HUESCA.- El aeropuerto oscense tuvo el "honor" de ser el que sufrió una mayor caída porcentual en el número de viajeros el año pasado, con un desplome del 57,8 por ciento en la cifra de turistas. Además, volvió a ser otro año más la instalación de la red de Aena con menos usos y ya es la quinta vez que ocurre en los últimos siete años (en los dos ejercicios restantes fue el segundo aeropuerto con menos pasajeros).

Con 1,7 pasajeros al día, el Aeropuerto Huesca-Pirineos cerró el año pasado con 622 turistas en todo el año, un descalabro del 57,2 por ciento respecto a los 1.473 del año 2018, según las estadísticas publicadas por Aena (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea).

Solo un aeropuerto de la red de Aena cerró el 2019 con una mayor caída porcentual. Se trata del San Javier de Murcia, con un 98,3 por ciento menos de pasajeros, pero cabe subrayar que las instalaciones murcianas dejaron de operar el 15 de enero del año pasado y, por tanto, Aena está comparando un año entero con medio mes.

En cuanto a operaciones, hubo un pequeño retroceso del 3 por ciento y a lo largo de 2019 se contabilizaron 9.199 vuelos.

LA PREVISIÓN SE CUMPLIÓ SOLO AL 5 % EN EL MEJOR AÑO

El Plan Director del Aeropuerto Huesca-Pirineos, el documento que marcaba las pautas para los primeros quince años de funcionamiento de las instalaciones, no se ha cumplido ni de lejos ni un solo año empezando porque el documento fijaba el inicio de la actividad para 2003 y no fue hasta cuatro años más tarde cuando empezaron los vuelos.

Desde 2018 el aeropuerto "vuela solo" (es un decir) y ya no se pueden comparar los datos del Plan Director con los reales, pero entre 2007 y 2017 las diferencias entre lo proyectado por el Ministerio de Fomento y lo que realmente sucedía en las instalaciones aeronáuticas fueron abismales.

En 2009, el año con más usuarios en el Huesca-Pirineos, la diferencia entre lo previsto y la realidad fue del 95 por ciento. El Plan Director auguraba 116.046 pasajeros y las estadísticas oficiales de Aena cifraron los turistas reales en 6.228, el 5,4 por ciento de lo proyectado.

Y eso fue el mejor año. Ninguna otra anualidad superó ese 5 por ciento (el 2010 se quedó en el 4,8 por ciento) y desde el 2012 hasta el 2017 -último año con previsiones del Plan Director- los pasajeros reales estuvieron por debajo del 1 por ciento de los que se habían vaticinado. Especialmente doloroso fue el 2016, cuando los 95 usuarios no llegaron a representar ni una décima (el 0,05 por ciento) de los 174.641 que se esperaban.

Las cifras que pronosticaba este Plan Director se basaban en suposiciones como que el aeropuerto oscense contara con vuelos regulares a Madrid y Barcelona desde sus inicios (con 35.000 pasajeros al año entre las dos) y, en años siguientes, a Palma de Mallorca, Tenerife, Londres o París, con una suma de 36.000 usuarios anuales más.

El documento se estrelló otra vez con la realidad con estas previsiones. Buena muestra de ello es que desde 2007 hasta 2019 el número total de pasajeros reales (24.820) ni se acerca a los 71.000 anuales que se esperaban con esos seis destinos.

SESENTA MILLONES DE EUROS

Las obras para el aeropuerto costaron 60 millones de euros. El proyecto fue aprobado por Francisco Álvarez Cascos con el Gobierno del PP y, tras las elecciones generales de 2004, el PSOE lo prosiguió al estar adjudicadas ya las obras.

Etiquetas