Huesca

PROYECTO CIENTÍFICO

Arturo Aliaga asiste en Huesca a la presentación del proyecto HIGGS de la Fundación del Hidrógeno

El objetivo es reducir las emisiones contaminantes inyectando hidrógeno en las actuales redes de gas natural

Arturo Aliaga asiste en Huesca a la presentación del proyecto HIGGS de la Fundación del Hidrógeno
Arturo Aliaga asiste en Huesca a la presentación del proyecto HIGGS de la Fundación del Hidrógeno
R.G.

HUESCA.- Aragón lidera desde el Parque Tecnológico Walqa de Huesca un proyecto europeo pionero en España dotado con dos millones de euros que investigará a lo largo de 36 meses cómo se comportan las redes de gas natural ante la inyección de hidrógeno con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

La sede de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón ubicada en Walqa acogió este jueves la primera reunión del proyecto HIGGS (Hydrogen In Gas GridS: a systematic validation approach at various admixture levels into high pressure grids), una iniciativa que coordina esta entidad y en la que participan empresas españolas, alemanas y belgas.

El presidente de la Fundación, vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, dio la bienvenida a los socios de este proyecto: Redexis (España), DVGW (Asociación alemana de gas y agua), Tecnalia (España), HSR (Universidad de Ciencias Aplicadas de Rapperswil, Alemania) y Erig (Instituto de Investigación Europeo para el gas y la innovación energética, con sede en Bélgica).

El director gerente de la Fundación del Hidrógeno, Fernando Palacín, explicó que el proyecto HIGGS se ha fijado la meta de "descarbonizar el gas natural que corre por las tuberías".

Sobre este proceso, Fernando Palacín detalló que "el hidrógeno si se produce a partir de energías renovables es un combustible limpio en su producción. Por tanto cuando llega a nuestra casa, en ese gas que discurre por las tuberías, estaríamos utilizando una mezcla del gas natural de siempre con una parte de un hidrógeno descarbonizado y libre de emisiones". De esta forma, continuó, "cuando lo quememos en nuestras calderas de casa o en las turbinas que producen electricidad se emitirá menos CO2 ya que se descarbonizará la salida de humos".

El proyecto HIGGS también va a evaluar si para conseguir este objetivo se debe modificar algún componente en los hogares. "Vamos a estudiar si los materiales, las juntas y los equipos receptores requieren de algún diseño adicional o si se puede utilizar el existente", planteó.

El proyecto, que arrancó este jueves con esta primera reunión oficial, va a crear un banco de ensayos "en el que se van a reproducir las condiciones de transporte y distribución de gas natural en esas tuberías y a partir de allí iremos inyectando hidrógeno para ver cómo se comportan los materiales, las juntas válvulas e incluso un equipo receptor".

Así, para evaluar cómo se comportan distintos grados de mezcla de gas natural e hidrógeno, simulando diferentes condiciones de operación al variar el caudal, la composición y la calidad del gas, se desarrollará una plataforma de testeo en las instalaciones de la Fundación Hidrógeno en la que se probarán a alta presión todos los elementos.

Fernando Palacín apuntó que se trata de un proyecto "muy importante porque el sector del gas natural también está ávido de buscar soluciones que puedan descarbonizar su producto" con el objetivo de reducir emisiones contaminantes.

En esta misma línea, Arturo Aliaga consideró que el proyecto HIGGS "es un tema importante de cara al futuro" que se va a realizar bajo la tutela de la Fundación del Hidrógeno y que tiene que ver "con la descarbonización de la economía".

Arturo Aliaga se refirió a las nuevas directivas europeas en materia de energía y medioambiente, muy claras en dos aspectos: la economía del continente tiene que descarbonizarse y hay que intensificar los esfuerzos para reducir las emisiones contaminantes, con el horizonte de un descenso de hasta el 45 % para 2030.

El presidente de la Fundación manifestó que si se van a cerrar las centrales de carbón y se va a reducir la potencia en energía nuclear hay dos vías para producir energías limpias. La primera se basa en impulsar energías renovables, "y Aragón ha dado un salto transcendental con la incorporación de nueva potencia eólica y solar fotovoltaica", destacó. En segundo lugar aludió al respaldo del sistema eléctrico desde el gas natural, "y las nuevas tendencias hablan de inyectar en estas redes hidrógeno obtenido a partir de renovables, con lo cual descarbonizamos la red y emitimos menos CO2 a la atmósfera". Finalmente, Arturo Aliaga resaltó que Aragón impulsa las energías limpias y apostó por reforzar ese liderazgo en renovables desde Huesca con este tipo de proyectos europeos que buscan "la descarbonización de la economía en todos los ámbitos".

Etiquetas