Huesca

CORONAVIRUS

Las residencias de Huesca extreman la prevención y restringen las visitas por el coronavirus

Las residencias de Huesca extreman la prevención y restringen las visitas por el coronavirus
Las residencias de Huesca extreman la prevención y restringen las visitas por el coronavirus

HUESCA.- Las residencias de ancianos de Huesca extreman desde hace unos días sus medidas higiénicas y algunas de ellas hasta han restringido por completo las entradas y salidas para evitar posibles contagios frente al nuevo coronavirus.

Todas han tomado nota del protocolo de actuación que ha lanzado el Ministerio de Sanidad tras haberse registrado brotes de Covid-19 en residencias de mayores, tal y como ha sucedido en Zaragoza, donde se han detectado seis infectados en uno de estos espacios.

Este documento, que la DGA ha hecho llegar a todos los centros de este tipo de la comunidad, recomienda aislar a los ancianos que presenten síntomas respiratorios agudos, con el fin de impedir un posible contagio de coronavirus.

También hace alusión a otras medidas más básicas como colocar dispensadores de solución hidroalcohólica, pañuelos desechables y contenedores de residuos o el uso de guantes.

En la Casa Amparo de Huesca han establecido protocolos en todas sus áreas para cumplir con todas las exigencias del Gobierno de Aragón.

Además, en la Residencia Los Olivos de Huesca, con 45 internos, se ha colgado bien visible el protocolo que les ha enviado el Gobierno de Aragón "para que todo el mundo lo vea", comentan desde las instalaciones, en las que también hay a disposición de usuarios y visitantes jabón desinfectante.

En esta residencia solo se permite una visita por interno al día como medida preventiva, y se ha limitado el acceso a personas que no sean familiares o a las que residen en otras comunidades.

También en el Hogar Padre Saturnino López Novoa se están extremando las medidas higiénicas ante esta "alarma", al igual que sucede en la Residencia Avenida desde donde comentan que han activado "el mismo protocolo que pusieron en marcha cuando la gripe A, basado en el lavado de manos y en la desinfección".

Por su parte, en la Residencia Raessa, con 20 mayores, se insiste en la limpieza en profundidad y tanto ancianos como empleados se lavan continuamente las manos con agua y jabón y gel desinfectante.

Y en la Residencia de Ancianos Sierra de Guara de Chimillas, con 115 internos, se ha aplicado también un protocolo interno que restringe la entrada a familiares, permitiendo solo el paso de una visita por residente y día. "Todos los que entran y salen deben lavarse las manos con el gel desinfectante y a los mayores les hemos explicado que eviten el contacto físico, como los besos, para evitar riesgos", apuntan desde esta residencia.

Etiquetas