Huesca

CORONAVIRUS

El Obispado de Huesca dispone la suspensión de misas, bodas y funerales

La diócesis de Barbastro-Monzón decide continuar por el momento con las actividades sacramentales con normalidad

El Obispado de Huesca dispone la suspensión de misas, bodas y funerales
El Obispado de Huesca dispone la suspensión de misas, bodas y funerales
A.H.

HUESCA/BARBASTRO.- Los obispados de Huesca y Barbastro-Monzón se han sumado a las medidas de contención para tratar de frenar la expansión del coronavirus, aunque las decisiones de uno y otro tienen un alcance dispar. El Consejo Episcopal de Huesca, encabezado por Julián Ruiz, decretó este viernes , entre otras medidas, la suspensión, "por un mínimo de dos semanas y hasta nuevo aviso", de toda la actividad sacramental, lo que incluye misas, bodas, bautizos y funerales. Sin embargo, el barbastrense, dirigido por Ángel Pérez, dispuso la interrupción de algunos servicios y la supresión o aplazamiento de diversos actos, pero decidió que la celebración de actividades sacramentales continuara con normalidad.

En Huesca y Jaca han quedado suprimidas las visitas turístico-culturales a los templos, las catequesis, las actividades pastorales-culturales de cofradías y asociaciones seglares, las celebraciones de eucaristía en las residencias de ancianos y los estudios de la Deca y del Aula de Teología. También se interrumpe la atención presencial al público en las dependencias del Obispado, el Archivo Diocesano y la librería San Pablo, y no se celebrarán los encuentros y reuniones previstos, con excepción del Consejo Episcopal, "que continuará reuniéndose para el seguimiento de la situación", según un comunicado del obispo oscense. El servicio de acogida desde Cáritas se prestará mientras duren las restricciones de forma telemática.

El Consejo Episcopal de Huesca indicó a los sacerdotes que, aunque celebrarán la eucaristía solos, pidan "especialmente por las personas enfermas, los que nos cuidan y los más faltos de alegría y confianza" e invitó a los fieles a participar en ella a través de la televisión y la radio.

Entretanto, el Obispado de Barbastro-Monzón decidió la supresión o aplazamiento hasta el 29 de marzo de las catequesis, conferencias, encuentros y jornadas específicas. También dispuso el cierre temporal del Museo Diocesano y la suspensión de las visitas guiadas a la Catedral, a la iglesia de Roda de Isábena, al monasterio de Obarra y otros templos.

FUNERALES CON ASISTENCIA RESTRINGIDA

No obstante, indicó que la actividad sacramental continuará con normalidad, si bien recomendó que en los funerales se restrinja la asistencia a familiares y allegados. Esta última medida se aplicó este viernes por primera vez en las exequias de una mujer de 103 años fallecida en Barbastro en cuya esquela se recordaron estas medidas.

En cuanto a las misas, el obispado de Barbastro-Monzón pidió a los sacerdotes que, "en el caso de que resultase imposible la celebración pública, sigan celebrándolas unidos a toda la iglesia, rogando por enfermos, quienes los cuidan y el personal sanitario". También indicó que continúe la "atención espiritual a todos los enfermos".

Además, en esta diócesis, Cáritas ha suspendido las clases, talleres y todas las actividades previstas hasta el día 30 y ha establecido una serie de actuaciones de prevención en el servicio de acogida. Por otra parte, el Museo de los Mártires Claretianos sigue abierto si bien solo se atienden visitas individuales, "Los efectos se notan porque hace días que no vienen grupos".

En el santuario de Torreciudad se han interrumpido las visitas de grupos de peregrinos, pero se mantiene el culto en la Iglesia y la página web del Opus Dei retransmitirá cada día en directo la Santa Misa desde el santuario para quienes no pueden acudir a una iglesia.

Etiquetas