Huesca

CONSECUENCIAS DEL COVID-19

Centros de salud de Huesca piden mascarillas, batas o equipos de protección ante su escasez

Santo Grial y Huesca Rural lanzan un llamamiento a la ciudadanía ante la falta de material preventivo

Centros de salud de Huesca piden mascarillas, batas o equipos de protección ante su escasez
Centros de salud de Huesca piden mascarillas, batas o equipos de protección ante su escasez
S. E.

HUESCA.- Mascarillas, guantes, batas desechables, gorros, calzas, equipos de protección individual (EPI) y cualquier material que se pueda utilizar como protector preventivo es lo que reclaman algunos centros de salud de la capital altoaragonesa para paliar “unas carencias que están poniendo en riesgo la salud de los facultativos”.

Así lo ha asegurado este martes Juan Carlos Jiménez, médico del Centro de Salud Huesca Rural, que ha lanzado un llamamiento “a empresas, particulares, jardineros o pintores” y a todo aquel que pueda aportar su granito de arena porque el material para asistir correctamente a los posibles enfermos de coronavirus que llegan a este punto de atención “se va acabando y aquí no llega nada”. Esta situación, ha explicado Juan Manuel Jiménez hace que el personal sanitario de este centro de salud haga frente al Covid-19 con posos recursos. “No tenemos más que seis equipos de protección individual que nos hemos fabricado artesanalmente, de los que ya hemos gastado dos, para atender a gente que viene al centro y pensamos que tiene coronavirus”, ha comentado este facultativo.

A este aspecto ha añadido que este centro de salud solo tiene una limpiadora por las tardes, “por lo que por la mañana no hay nadie que desinfecte una consulta en la que se ha atendido a una persona con coronavirus”, ha advertido.  En el Centro de Salud Huesca Rural hasta han llegado a fabricar sus propias mascarillas con grapas, cinta, papel y celulosa.  

“El problema es que nos dan un protocolo de prevención de riesgos laborales que es absurdo porque no se puede cumplir porque no tenemos el material para cumplir las pautas que contempla”, ha asegurado. Su petición ha dado este martes sus primeros frutos y a este centro de salud se han acercado empresarios solidarios como Julio Luzán, de Tecmolde. Otros profesionales aportaron guantes y hasta un joven con una explotación de tocinos les llevó mascarillas. “Esto para nosotros es la vida, si cae uno caemos todos”, ha planteado emocionado este doctor que asegura que no quiere realizar ninguna crítica de carácter político, porque no es “ni de izquierdas, ni de derechas, ni de centro”, sino paliar “una situación “muy grave para evitar contagios y poder atender a los pacientes lo mejor posible”.

También desde el Centro de Salud Santo Grial de Huesca han denunciado esta falta de material y se hacen eco de este llamamiento a la colaboración ciudadana.

Ramón Boria, médico de familia y presidente de la Junta de Personal de Sanidad, ha destacado también “una escasez manifiesta de Epis, especialmente de mascarillas de alta y media protección, las FFP2 y FFP3”.

Se ha referido asimismo a la falta de batas de protección desechables, “que suelen costar un euro pero que ante la escasez que hay han llegado a multiplicar sus precio hasta por 70”,  ha apuntado.

Ramón Boria también se ha sumado a este llamamiento y ha pedido la colaboración de instituciones o empresas que puedan contar con mascarillas de protección “porque es una necesidad de cara a la población”.

Etiquetas