Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Unos 1.255 oscenses recurren a su centro salud por posible coronavirus

La falta de test dificulta el diagnóstico en los servicios de Atención Primaria

Unos 1.255 oscenses recurren a su centro salud por posible coronavirus
Unos 1.255 oscenses recurren a su centro salud por posible coronavirus
D. A.

HUESCA.- Los centros de salud del Alto Aragón se han convertido en un muro de contención desde el que hacer frente a la pandemia de coronavirus al que ya han recurrido 1.255 oscenses.

Un total de 868 personas con sospecha de Covid-19 del sector sanitario de Huesca han acudido o telefoneado a los profesionales de Atención Primaria aquejados por síntomas de la enfermedad desde que se desató la pandemia. Esta cifra supone una tasa de 802,68 casos por cada 100.000 habitantes, la más alta de todos los sectores sanitarios de Aragón, y por localidades se desgrana en 269 pacientes atendidos en Huesca capital, 227 en Sabiñánigo, 171 en Biescas, 57 en Sariñena, 66 en Jaca, 33 en Almudévar, 21 en Grañén, 12 en Broto, 7 en la zona del centro de salud Huesca Rural, 3 en Ayerbe, 1 en Hecho y 1 en Berdún.

Todos estos datos se desprenden de los registros de demanda de pacientes, ya sea presencial o telefónica, en los centros de salud en los que se ha codificado el episodio de OMI con código CIAP A77 (infección por coronavirus y/o sospecha de infección por coronavirus).

Las cifras aportadas no se corresponden con los datos de casos confirmados mediante pruebas de laboratorio y la utilización de este código, se realizó de acuerdo a las indicaciones dadas por el MInisterio de Sanidad a todas las CCAA, comenzándose su utilización a partir del 15 de marzo de 2020.

La falta de test dificulta el diagnóstico en los servicios de Atención Primaria y, aunque estos datos no reflejan la incidencia real del coronavirus, el Gobierno de Aragón los ha hecho públicos esta misma semana a través de su página web a efectos de evaluar el impacto asistencial de la epidemia y para mejorar el seguimiento de la incidencia de la misma.

Desde DGA puntualizan que estas cifras están extraídas de diagnósticos médicos de Atención Primaria a tenor de los síntomas, sin que se les haya realizado ninguna prueba de diagnóstico a los afectados puesto que, por el momento, solo se efectúan test a casos graves, a residentes o a sanitarios.

En el caso de la zona sanitaria de Barbastro, la cifra de pacientes que han recurrido a su centro de salud por síntomas es de 387, que sumados a los 868 de Huesca dan como resultado los 1.255 mencionados inicialmente.

Por localidades, en el sector sanitario de Barbastro los casos sospechosos se dividen entre Monzón, con 127; Binéfar, con 101; Barbastro, con 49; Fraga, con 47; Castejón de Sos, con 30; Albalate, con 7; Mequinenza, con 6; Tamarite, Abiego y Graus, con 4 respectivamente; Aínsa, con 3; Benabarre, con 2; Berbegal, también con 2; y Lafortunada, con 1.

En cuanto al desglose por comarcas la mayor parte de estos casos se concentran en Alto Gállego, donde se ha realizado 398 consultas, seguida de La Hoya de Huesca, con 312; Cinca Medio, con 134; y Los Monegros, con 78.

Ramón Boria, médico del centro de Salud Santo Grial de Huesca y miembro de Fasamet (sindicato de médicos de Atención Primaria, integrado en Cemsatse), ha puesto de manifiesto este miércoles el gran esfuerzo que realizan los sanitarios. Desde los centros de salud se lleva el seguimiento de los casos sospechosos de Covid-19. "Si el paciente tiene un diagnóstico positivo se contacta con él todos los días y aquellos que han estado en contacto con una persona infectada también se les va controlando y se les pregunta si han desarrollado algún síntoma", ha explicado

Respecto a los casos en sospecha por contacto con el coronavirus a través de una persona afectada, ha indicado que ha habido muchas bajas médicas, por ejemplo en centros de trabajo en los que se ha registrado algún caso. En este sentido, valora que como apenas se hacen test de diagnóstico de coronavirus no se puede saber si la persona está contagiada o no.

De los centros de salud resalta que están en primera línea, cara a cara con la pandemia, y que se han transformado ya que ahora las visitas se realizan sobre todo de manera telefónica. Explica que cada centro de salud dispone de un triaje de manera que solo se deja pasar a determinadas personas, "si lo que tiene el paciente son síntomas respiratorios se les hace pasar a una consulta determinada, por un circuito diferente, al igual que pasa con niños, que entran y salen por otras dependencias".

Con estas medidas se evita que los pacientes se reúnan en salas de espera y que haya aglomeraciones, manteniendo las distancias.

Etiquetas