Huesca

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Nieves Polo y Mamel Jaén: "Los ingresos están siendo nulos y los gastos siguen corriendo"

Consideran que las ayudas son “pocas y buenas” y destacan el millón de euros que va a repartir el Ayuntamiento

Nieves Polo y Mamel Jaén: "Los ingresos están siendo nulos y los gastos siguen corriendo"
Nieves Polo y Mamel Jaén: "Los ingresos están siendo nulos y los gastos siguen corriendo"
S.E.

HUESCA.- Nieves Polo y Mamel Jaén, propietarios del bar La Corralaza de Huesca, son dos de los 22.615 autónomos aragoneses que percibieron este viernes la prestación extraordinaria por cese de actividad, un ingreso que solicitaron debido a que el estado de alarma impone el cierre de sus negocios como medida de prevención frente a la covid-19.

La ayuda, cuya cuantía mínima es de 661 euros y que tendrá una duración de un mes, ampliándose, en su caso, hasta el último día del mes en el que finalice el estado de alarma, busca proteger la falta de ingresos de los estos empresarios en esta situación excepcional.

Ambos oscenses recibieron esta cantidad, un alivio para su cuenta corriente, de la que deben descontar la cuota de autónomos. "Es una ayuda que se agradece pero es muy mínima, muy justa", comenta Nieves Polo.

Por otro lado, esta hostelera hace alusión al millón de euros que el Ayuntamiento de Huesca ha destinado a ayudas directas para autónomos y pymes, de unos 800 euros por cada pequeña empresa, otra ayuda que también han solicitado.

"Estamos pendientes de que nos confirmen si hay para todos o no porque se concede según el orden de presentación de la solicitud en el registro", detalla Nieves Polo.

La Corralaza, como el resto de establecimientos, cerró sus puertas el pasado 13 de marzo con motivo de la declaración del estado de alarma, pero las facturas siguen entrando en su buzón. "Ahora mismo estamos pagando la cuota de autónomos, los permisos de la SGAE y de derechos de autor, los gastos fijos de luz, aunque el agua, el permiso de terraza y todos los demás que dependen de Ayuntamiento de Huesca se aplazan", comenta.

Esta empresaria siente que el apoyo les llega a medio gas. "Las ayudas buenas son, pero están siendo muy justas. Por ejemplo, de los 661 euros recibidos, más de la mitad va para la cuota de autónomos, de la que ya hemos pagado la de abril y nos tocará seguir pagando", indica.

Además, se refiere a la complicada situación que atraviesa este sector, ya que "no hay ninguna garantía de que se vaya a poder abrir para la temporada de verano". En cuanto a los trámites para solicitar estas ayudas, explica que "lo complica todo el hecho de que no puedas salir de casa ya que no todos tenemos las mismas facilidades para presentar la documentación de manera electrónica. A nosotros nos ha ayudado mucho la gestora".

Nieves Polo plantea que pediría para los autónomos más ayudas. "Para nosotros los ingresos están siendo nulos y los gastos siguen corriendo, el Gobierno lo único que hace es decir que se van a aplazar el pago, pero el año tampoco tiene pinta de que va a ser tan bueno para que podamos pagar de vez todo lo atrasado, por lo que la situación es complicada. Las ayudas son pocas y buenas, pero también se entiende que el país tampoco está fácil ahora".

"LA LETRA PEQUEÑA TAMBIÉN HAY QUE LEERLA"

Por su parte, Sandra Miralles, propietaria de la peluquería Colores, ubicada en la avenida Pirineos, se muestra algo reticente a este tipo de apoyos "porque la letra pequeña también hay que leerla".

Esta autónoma no ha solicitado la prestación extraordinaria por cese de actividad ya que considera que en la próxima declaración de la renta tendrá que rendir cuentas por ellas, "porque son ingresos sin gastos, como aquel que dice".

Lo que sí ha pedido son los 800 euros que concede el Consistorio, pero por el momento sigue pagando sus gastos sin ingresos. "Tengo que abonar el préstamo que pedí para montar la peluquería, el alquiler de abril me lo perdonaron pero el próximo lo voy a tener que pagar, y luego las cuotas de autónomo", detalla.

Esta peluquera indica que también se ha planteado solicitar los préstamos ICO para autónomos y empresas que ha generado el Estado para "poder pagar esas cuotas de que tengo y el resto de gastos".

Sobre su situación actual, considera que "las ayudas están, pero no se facilitan. Tienes que tener unos requisitos mínimos y si por lo que sea debes alguna cuota a la Seguridad Social ya no tienes derecho, no se plantean que estamos en un mal momento y en olvidar ese impago o en tratar de solventarlo. Yo personalmente me siento como un poco desamparada". De cara al futuro ha decidido darse un margen de seis meses para ver qué pasa. "Espero poder solventar esta situación, pero es complicado", concluye.

Etiquetas