Huesca

PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

José Domingo Dueñas: "Las evaluaciones serán virtuales siempre que sea posible"

El vicerrector del Campus de Huesca valora "por igual" el esfuerzo de docentes y alumnado

La rehabilitación del edificio de Odontología del Campus finalizará durante el nuevo curso
La rehabilitación del edificio de Odontología del Campus finalizará durante el nuevo curso
P.S.

HUESCA.- "Hay que reconocer por igual el esfuerzo que están dedicando tanto profesores como alumnos para llevar adelante este curso académico" en el campus de Huesca, según traslada a este periódico su vicerrector, José Domingo Dueñas.

Dueñas hace especial hincapié en la "buena voluntad" de ambos para terminar este año universitario, que ya no retomará las clases presenciales en Huesca porque desde la Universidad de Zaragoza -igual que otras facultades que forman parte de la organización de universidades españolas CRUE que trabaja, en estos momentos, para evitar desigualdades entre centros-, consideran que la reanudación de la actividad docente en el centro educativo estaría reñido con la expectativa razonable de que no puedan celebrarse reuniones que conciten una elevada concentración de personas. Y es que desde el inicio de la crisis sanitaria a causa del covid-19 el campus se puso manos a la obra para continuar su actividad por internet.

Una situación nueva a la que se ha tenido que enfrentar todo el personal universitario, pero que un mes después de que el gobierno decretase el estado de alarma, considera su vicerrector que "la docencia virtual se está consolidando". Y así es como debe ser, ya que se hará telematicamente la evaluación final, asegura.

Dueñas destaca que, aunque las clases finalizarán el 29 de mayo, tal y como estaba previsto, el curso continuará en los meses de junio y julio con el objetivo de poder realizar las evaluaciones que "siempre que sea posible serán virtuales, pero hay casos en los que tendrán que ser presenciales".

Pero únicamente se retomarían las actividades en el campus, si la situación sanitaria lo permite, para la realización de prácticas imprescindibles o para la realización de alguna evaluación presencial. Actualmente, "se están estudiando diversas modalidades de evaluación, las que más convengan a cada asignatura para poderlas llevar a cabo". Y añade que "cada profesor la estudia y lo analiza con su departamento para que no haya grandes diferencias entre materias similares".

Lo mismo ocurre con las prácticas, en este sentido analiza el vicerrector que "para los primeros cursos no hay problema porque se pueden aplazar si es necesario al año siguiente, pero no así para el último curso porque eso supondría un agravio el que no puedan graduarse en el periodo establecido". Por eso, también se debaten distintas propuestas como informes o estudios de casos prácticos, pone como ejemplo Dueñas.

La búsqueda de esas fórmulas para realizar las prácticas y las evaluaciones es lo que hace necesario que se invierta más tiempo en terminar el curso, defiende el vicerrector del campus oscense.

Por otro lado, la universidad de Zaragoza se ha encargado de dar con esos "pocos casos" de alumnos que no tienen conexión a internet y que, hasta el momento, hacían uso de bibliotecas y espacios públicos para solventar ese déficit, comenta Dueñas. Y añade que "para eso hemos hecho un estudio e identificado los casos para darles solución" y así se han trasladado las aulas a las residencias todos los alumnos, añade Dueñas.

Del mismo modo, podrán finalizar el curso con esta curiosa normalidad los jóvenes estudiantes del campus oscense que disfrutaban de una beca Erasmus. Explica el vicerrector que "se les facilitó a todos la posibilidad de volver a España", pero añade que "prevaleció la preferencia de cada alumno y no todos optaron por la vuelta, algunos están en países en los que la crisis sanitaria es menor hasta que finalice su beca".

Etiquetas