Huesca

TODOS JUNTOS CON SAN JORGE

Carteros y repartidores para suministrar material sanitario, correo y comida

Servicios de mensajería

Carteros y repartidores para suministrar material sanitario, correo y comida
Carteros y repartidores para suministrar material sanitario, correo y comida
P.S.

El material de protección sanitaria se ha convertido en un bien fundamental para todos los trabajadores que estas semanas están ayudando a que el país siga funcionando. Y ahí entra en juego el papel de los repartidores.

Correos ha realizado diversos envíos a hospitales y residencias de mascarillas, guantes, pantallas, toallitas, geles... En definitiva, todo lo imprescindible para garantizar la salud de sus empleados.

Y no solo eso. También está atendiendo las solicitudes de distribución de bienes de primera necesidad y medicinas, fundamentalmente, a personas mayores en todos los puntos de la provincia (como San Juan del Flumen, Cartuja de Monegros, Lastanosa, La Masadera y Pallaruelo de Monegros), y llevando deberes impresos a estudiantes que ni disponen de medios tecnológicos. Todo ello en la medida de sus posibilidades con los voluntarios de la empresa.

Semejante actividad no ha impedido que Correos, con el personal mínimo imprescindible, mantenga su servicio postal público, el cual garantiza tras adoptar una serie de medidas organizativas para proteger la salud de sus trabajadores y clientes. Esto implica que los carteros trabajan en turnos alternos de lunes a viernes por las mañanas.

La semana pasada trabajaron una media de más de trece mil empleados al día en todo el ámbito nacional y para ellos la empresa ha repartido más de 5.348.000 guantes, cerca de 466.000 toallitas desinfectantes, 370.000 mascarillas y 15.710 litros de gel hidroalcohólico, además de instalar 5.117 mamparas protectoras en las oficinas, cuyo horario para estos días está siendo de 9:30 a 12:30 horas.

Otro sector que está jugando un papel crucial y en el que sus trabajadores está dando el callo es el de los establecimientos que están ofreciendo el servicio de envío de comida a domicilio. Son muchos, entre ellos la frutería Barrionuevo, en la calle Mesnaderos, de Huesca, que ya hacía repartos de fruta de forma habitual.

La tienda está abierta de 8:30 a 14 horas, aunque se les suele hacer más tarde a Clara, Alba y Lidia. El objetivo de esta frutería con 27 años de vida es "intentar que la gente no salga de casa". En el establecimiento atienden, con la protección necesaria, como mucho a dos personas a la vez y los repartos, en función del volumen del pedido y de la lejanía, se hacen en bici o en coche.

El servicio es gratuito para la ciudad de Huesca, mientras que para los pueblos de alrededor sí se cobra un pequeño suplemento, excepto para personas mayores.

Etiquetas