Huesca

TODOS JUNTOS CON SAN JORGE

Las manos que todo lo dan reparten 82.600 kilos y atienden a 1.700 personas

Banco de alimentos

Las manos que todo lo dan reparten 82.600 kilos y atienden a 1.700 personas
Las manos que todo lo dan reparten 82.600 kilos y atienden a 1.700 personas
A.R.M.

Un coche con la puerta del maletero abierto espera a ser cargado para comenzar el reparto diario que el Banco de Alimentos de Huesca prepara en su almacén del polígono Monzú. La leche se ha acabado y también se necesita también la específica para bebés. En turnos de 15, se organizan para descargar los palés que llegan con productos, donaciones o compras; preparar lotes, y después distribuirlos, gracias a la colaboración de los voluntarios que habitualmente colaboran con la organización, más el grupo de personas entusiastas de la Club Peña Guara que se sumó desde el inicio del confinamiento.

Desde entonces, se han repartido un total de 82.624 kilos, que incluyen los 32.000 correspondientes al fondo de ayuda eurpeo que se entrega trimestralmente y que se estába dando cuando comenzó la reclusión. De ese total, 61.368 se ha centrado en Huesca capital y 21.256 en la provincia, entre la Comarca de La Hoya (3.597), la de Monegros (4.797), a través de Cáritas Barbastro-Monzón (4.176), Cáritas de Jaca (2.382) y Cáritas de Sabiñánigo (1.259), llegando también a Barbastro, Monzón y Jaca (5.045) a través de otras entidades locales.

En su actividad habitual, el Banco de Alimentos de Huesca da atención a 4.000 personas aproximadamente en toda la provincia, "a través de unas 30 asociaciones" locales, explica su presidenta, Julia Lera, "con un reparto mensual de productos no perecederos y uno de frutas y verduras cada 15 días". La coordinación con esa treintena de asociaciones con las que trabaja habitualmente; además de con Cruz Roja, Cáritas y Cruz Blanca, y el Ayuntamiento a través del área de Derechos Sociales, ha sido fundamental para atender las necesidades de nutricion de personas en las que, al tener "empleos precarios, el dinero que entraba semanalmente o diariamente" había dejado de hacerlo. La demanda de ayuda creciente también obligó a incrementar la dotación de frutas y verduras, que era quincenal, y que se ha visto completada por el Ayuntamiento.

El Banco de Alimentos sigue recibiendo donaciones que permiten que lo recogido en noviembre, unos 100.000 kilos, no se agote tan rápido. Donaciones de particulares o empresas, como Cárnicas Ferrer, Supermercados Altoaragón, Harinas Villamayor o el restaurante Lillas Pastia, entre otros, que permiten que puedan hacer unos lotes con una dieta más equilibrada. También la entidad sigue comprando, "porque con la donación no es suficiente con las personas que estamos atendiendo", explica Lera. Un total que desde el inicio del confinamiento ya asciende a 1.700 personas, un 25% más que en el mismo mes del año anterior.

Etiquetas