Huesca

EMPRESAS

El Foro Huesca Excelente defiende la flexibilidad en el binomio banca-empresa

Debate del grupo empresarial ante las incertidumbres en la nueva etapa

El Foro Huesca Excelente defiende la flexibilidad en el binomio banca-empresa
El Foro Huesca Excelente defiende la flexibilidad en el binomio banca-empresa
S.E.

HUESCA.- El Foro Huesca Excelente considera que la financiación de las empresas demandará flexibilidad en la relación con las entidades bancarias y otras fuentes emisoras, versatilidad de éstas y clarividencia de los empresarios y profesionales para establecer argumentos tangibles e intangibles que favorezcan nexos de confianza bajo conceptos innovadores y audaces.

El Foro, que reúne a una treintena de empresas destacadas de la capital y la provincia oscense, se ha venido congregando telemáticamente durante las últimas semanas para desbrozar los caminos que la economía va a imponer en la denominada "nueva normalidad", que no será sino la adaptación a un escenario más estrecho, más crítico y, por tanto, también más abierto a nuevas oportunidades.

Julio Luzán, de Tecmolde, estimaba que la financiación es un aspecto nuclear en el comportamiento, en una coyuntura que constatará la variación o la rigidez en la conducta de las entidades financieras en una situación excepcional. Compartir las experiencias frente a "la soledad del empresario" enriquecerá la perspectiva y permitirá brotar nuevas soluciones a la par que identificará las prácticas saludables y recomendables frente a las tóxicas que conviene aislar. De ahí que propuso que el foro fuera punto de referencia interno y ante el exterior.

Raúl Benito, de Eboca, relató la experiencia con una entidad financiera en la que su jefe de Riesgos le pidió cursar una visita a su compañía, al considerar fundamental conocerla, poner cara a los directivos y apreciar la filosofía y el funcionamiento, entender la generación de recursos y los ingresos, y no limitarse a la convención de los balances económicos.

En el debate del grupo presidido por Fernando Viñuales, Fernando Arguis, de Santos Ochoa, aportó otras formas de financiación con función alternativa, plataformas como October o, como apuntó Miguel Ángel Otín -secretario del Foro- MTripleA que pone en contacto a prestatarios y prestamistas.

Precisamente, Otín, desde su experiencia como bancario, subrayó que en épocas de crisis hay que buscar la comprensión entre los bancos y las empresas porque les une la incertidumbre y, por tanto, la profundización en soluciones poco estandarizadas. Las entidades bancarias adaptarán al tipo de interés la prima de riesgo que cada empresa tenga según su rating o scoring, es decir, en función del nivel de riesgo de cada una.

Manuel Berdiel, de Autolíder, cree que no tenemos claro lo que representa hablar de financiación y bancos, que para ellos es hablar de riesgo, y que la financiación es muy importante para las empresas, tanto a largo como a corto. Hoy, hay que pensar las cifras que cada compañía necesita para financiar los stocks

Antonio Javierre argumentó la poca sensibilidad de la banca con la pyme, referente a Basilea II, y su filosofía de valorar otras capacidades intangibles y su aplicación en las pymes.

Y agregó que las ¨Ayudas de Europa deberían llegar directamente a las empresas, sin pasar por las administraciones públicas¨.

A la hora de analizar una propuesta de riesgo, hay que tener en cuenta los otros aspectos, los no financieros, como preconiza Basilea II, tanto en su aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como en la responsabilidad social y todas las prácticas solidarias.

Jorge Pascual, de PS Sociedad de Prevención, aportó algunas alternativas interesantes de financiación y explicó que existen distintas soluciones dependiendo de los productos y las entidades financieras.

Por su parte, Nuria Grau, de Carpintería Castellar, explicó la línea de ayudas de urgencia aprobadas por el Ayuntamiento de Huesca dirigidas a familias y a las empresas, que deben ir orientadas a fomentar y ayudar en los cambios necesarios de modelos de negocio.

Tal y como abordó al levantar el acta el secretario, Miguel Ángel Otín, la empresa y la banca constituyen un matrimonio condenado a entenderse, un binomio imprescindible para el desarrollo económico en el que la entidad es proveedor de servicios financieros y un socio irrenunciable aunque no forme parte del capital social. Por ello, la sociedad debe valorar la trascendencia de este dúo para arrancar hacia una nueva etapa económica bajo los nuevos paradigmas.

Etiquetas