Huesca

SUCESOS

El guardia civil apuñalado por otro agente este sábado en Huesca permanece estable dentro de la gravedad

El guardia civil apuñalado por otro agente este sábado en Huesca permanece estable dentro de la gravedad
El guardia civil apuñalado por otro agente este sábado en Huesca permanece estable dentro de la gravedad
S. E.

HUESCA.- El guardia civil apuñalado por otro agente ese sábado mientras paseaba por la avenida Martínez de Velasco con su hija, que también resultó herida, se encuentra este domingo estable dentro de la gravedad en el Hospital San Jorge de Huesca, según han informado desde el Gobierno de Aragón.

La joven, menor de edad, ha sido dada de alta esta tarde tras permanecer en observación por los cortes que sufrió al defender a su padre, han indicado las mismas fuentes.

El agredido, de unos 50 años, recibió en torno a diez puñaladas, en el cuello y en el pecho, según ha podido saber este periódico.

El guardia civil agredido se encontraba en esta céntrica vía de la capital altoaragonesa sobre las 20:30 horas de este sábado cuando fue sorprendido por la espalda por su agresor, también de unos 50 años, que le causó heridas de arma blanca en el cuello y posteriormente, ya en el suelo, le siguió hiriendo en el pecho, según algunos testigos. Ambos agentes, que no comparte unidad en la Guardia Civil, se encontraban en ese momento fuera de servicio.

La menor, de unos 16 años, plantó cara al agresor para defender a su padre y sufrió diversos cortes al interponerse en la agresión.

Ambos heridos fueron socorridos en un primer momento por algunas de las muchas personas que se encontraban en ese momento en esa zona de la avenida, aprovechando su primera salida de la desescalada. El suceso tuvo lugar a la altura de la farmacia ubicada en dicha vía, muy cerca de un área de juegos a la que suelen acudir niños y adolescentes.

El padre fue atendido en un primer momento en plena calle, tendido en  la acera, por los servicios médicos de urgencia que se desplazaron hasta el lugar.

El agresor, por su parte, permaneció retenido tras el suceso  por varios ciudadanos y fue detenido allí mismo cuando se personó en el lugar la Policía Nacional minutos después.

Según fuentes policiales, el detenido se  encuentra este domingo en el calabozo y no va a pasar de momento a disposición judicial debido a que todavía se está llevando a cabo la investigación, que sigue pendiente de diversas gestiones.

Al parecer, tanto el presunto agresor, de unos 50 años de edad, como el agredido son vecinos en un bloque de viviendas de esta misma calle, concretamente del número 65. Fuentes policiales apuntaron que entre ambos hombres existían rencillas personales, aunque parece ser que sus problemas de centraban en temas vecinales.

Etiquetas