Huesca

SUCESO

Trasladado a la cárcel de Zuera el guardia civil de Huesca que apuñaló a un compañero

Trasladado a la cárcel de Zuera el guardia civil de Huesca que apuñaló a un compañero
Trasladado a la cárcel de Zuera el guardia civil de Huesca que apuñaló a un compañero
PABLO SEGURA

HUESCA.- El guardia civil que asestó, presuntamente, 14 puñaladas a un compañero de la Benemérita este sábado en la avenida Martínez de Velasco ha sido trasladado a la prisión de Zueram tras pasar este martes a disposición judicial y prestar declaración.

También han declarado ante el juez otros dos detenidos por su presunta implicación en los hechos, que finalmente han sido puestos en libertad sin cargos.

Se trata de dos hombres que residen en el mismo bloque de viviendas que el agresor y el agredido, situado en dicha avenida. Ambos fueron detenidos este lunes, jornada en la que se procedió al registro de su vivienda.

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

La Policía Nacional también registró este lunes el piso familiar del presunto agresor, que se encontraba de baja médica por problemas psicológicos.

El detenido, de 49 años, fue llevado hasta este piso ubicado en el número 67 de esta misma calle, bloque de viviendas en el que también reside el agredido, un cabo de la Guardia Civil de 51 años al que le provocó dos neumotórax y otras heridas de consideración, y que permanece ingresado en la UCI del Hospital San Jorge de Huesca, estable dentro de la gravedad.

A su hija, que sufrió diversos cortes al defender a su padre, le dieron este domingo el alta.

Los investigadores inspeccionaron este domicilio en el que el presunto agresor vivía con sus padres.

Por el momento no han trascendido más detalles de la investigación ya que el juez ha decretado el secreto de las actuaciones.

Al parecer, el detenido agredió a su compañero con una navaja, con un filo de entre diez y catorce centímetros. Según algunos testigos, le sorprendió por la espalda y se abalanzó sobre él causándole heridas en el pecho con las que le perforó un pulmón en dos ocasiones y el resto en el cuello, dañándole la traquea.

El suceso tuvo lugar sobre las 20.30 horas, y tras la agresión padre e hija fueron trasladados al Hospital San Jorge. Debido a las heridas que presentaba, el hombre tuvo que ser intervenido en dos ocasiones de urgencia esa misma noche. El agresor, por su parte, permaneció retenido tras el suceso  por varios ciudadanos y fue detenido allí mismo cuando se personó en el lugar la Policía Nacional minutos después.

Fuentes policiales han apuntado que entre ambos hombres existían rencillas personales, aunque parece ser que sus problemas de centraban en temas vecinales.

Etiquetas