Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las familias ven varias "lagunas" con el cierre de centros escolares

Muestran sus impresiones en una encuesta realizada por Fapar

Las familias ven varias "lagunas" con el cierre de centros escolares
Las familias ven varias "lagunas" con el cierre de centros escolares
P.S.

HUESCA.- La dificultad de los padres para compatibilizar teletrabajo y atención escolar de sus hijos, la necesidad de aumentar videoconferencias entre profesores y alumnos o la preocupación de las familias por la evolución académica de los hijos son algunas de las conclusiones que la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar) ha realizado a 12.835 familias. El objetivo es conocer la opinión de las familias sobre la situación excepcional que se ha dado con motivo del cierre de los centros de primaria, secundaria y especiales a causa de la covid-19.

Dados los resultados queda patente que "ni la escuela ni el profesorado pueden ser sustituidos por la casa o la familia" debido a la dificultad de los padres de compatibilizar su teletrabajo con el tiempo de escuela de sus hijos, bien porque ambos necesitaban el mismo equipo de trabajo, bien por las condiciones de los hijos, ya que en todo momento deben estar acompañados (educación infantil y especial).

A esto hay que añadir que se hace imprescindible el acompañamiento individualizado del profesorado, de forma particular del tutor o tutora, que en esta circunstancia necesita cumplir una inestimable atención emocional. Fapar señala que es fundamental la comunicación entre padres y el profesorado y considera "excesivo" que el 16,4 por ciento de las familias encuestadas señale no haber tenido contacto con el tutor de sus hijos.

Otro aspecto que se debe mejorar es el aumento de las videoconferencias: para los alumnos más pequeños, mantener un contacto visual con tutores y compañeros para fortalecer ese vínculo afectivo y emocional es especialmente necesario en estos momentos. Y además, así se facilitarían informaciones de materias que requieren una explicación, bien por novedosas, bien por complejas.

En lo que respecta a la evaluación del tercer trimestre y la finalización del curso, se ve variedad. Son numerosas las familias que manifiestan que se ha avanzado materia (mucha un 16,1 por ciento, bastante un 37,9 y poca un 28,8). Considerando estas desigualdades, casi un 83 por ciento de las familias dicen estar preocupadas en mayor o menor medida académicamente por sus hijos.

Sobre planteamientos para la evaluación final del curso, es mayor el número de encuestados que se inclinan por reducir materia del currículo escolar, no retrasar el fin del curso y adelantar el inicio del siguiente al 1 de septiembre. Sin embargo, en cuanto a evaluar el curso con los contenidos impartidos hasta el 14 de marzo o con los posteriores, se encuentran porcentajes similares. Sin duda la posición más unánime surge en torno a reforzar contenidos el curso próximo.

Etiquetas