Huesca

CORONAVIRUS DESESCALADA

Isabel Pesquer Vilas: "Nos gustaría estar como uno más en la planificación y toma de decisiones en los sistemas de salud"

Enfermera, supervisora de la Unidad del Crónico Complejo, del Hospital de Barbastro

Isabel Pesquer Vilas: "Nos gustaría estar como uno más en la planificación y toma de decisiones en los sistemas de salud"
Isabel Pesquer Vilas: "Nos gustaría estar como uno más en la planificación y toma de decisiones en los sistemas de salud"

Pasados casi dos meses de la declaración de la pandemia de coronavirus, ¿que análisis hace de lo sucedido entre las enfermeras, a veces con falta de protección adecuada y muchos contagios? ¿Por qué se dio esta situación?

En el hospital tuvimos mucha suerte porque la llegada masiva de casos llegó más tarde y tuvimos más tiempo para prepararnos. Desde finales de enero comenzamos a almacenar material para lo que pudiera venir, a diario nos reuníamos y adaptábamos las necesidades asistenciales con los recursos materiales que disponíamos para ir siempre protegidos al máximo con lo que teníamos en los almacenes, con lo que llegaba de central de compras, con las donaciones … Hemos ido optimizando y exprimiendo el material al máximo, pero, en nuestro caso, no hemos ido desprotegidos.

El gran número de sanitarios contagiados que ha habido en el país, efectivamente se debe a la falta de equipos de protección, pero también hay otros factores como es el desconocimiento del comportamiento del virus. Poco a poco hemos visto pacientes positivos con sintomatología tan variada que esos al principio se escapaban, porque nos ceñíamos a cuadros respiratorios cuando también se manifiesta con cuadros digestivos, lesiones cutáneas, incluso ictus.

¿En su servicio, qué características especiales tiene su trabajo en una crisis sanitaria como la actual?

Nuestra planta del Crónico Complejo fue la primera que se adaptó a enfermos covid en el Hospital de Barbastro. Desde allí hemos sido testigos en primera línea de todo lo acontecido con una carga emocional muy alta. Hemos sentido el sufrimiento propio y ajeno, la soledad, la impotencia, la muerte, el miedo, aunque también otros momentos muy positivos con las primeras altas, el contacto de los pacientes con sus familiares a través de las videollamadas… han sido situaciones muy emocionantes.

¿Se ha sentido apoyada por la sociedad, por sus jefes y por los responsables políticos?

Esos aplausos, la disposición y el apoyo de la sociedad ha sido increíble. Nos sentimos abrumados a veces ante tantos elogios, porque es nuestro trabajo y cada día intentamos hacerlo lo mejor posible. Gracias a la gente por ese reconocimiento sincero.

En lo que respecta al hospital hemos trabajado todos a una y se han reforzado mucho los lazos humanos entre los equipos de trabajo y compañeros, se ha contratado todo el personal que hemos necesitado, se han hecho las adaptaciones necesarias en distintas zonas del hospital para alojar enfermos covid, se ha buscado y reclamado material donde hubiera para que al día siguiente no faltara de nada… En general, nos hemos sentido apoyados en todo momento.

Es una crisis sanitaria y no hay que politizar. Lo sucedido era imprevisible y superaba a cualquier Gobierno. De todas formas, me hubiera gustado que hubieran trabajado todos unidos como hemos hecho el resto de españoles y dieran ejemplo público siendo responsables, actuando con solidaridad y renunciando a parte de sus privilegios.

¿Qué habría que hacer para evitar los fallos que ha habido y sigue habiendo en esta crisis?

Conforme llega la calma es momento de reflexionar, hacer balance y ver qué se puede mejorar. A nivel general yo mejoraría el acceso de toda la población a los test y vigilar que se cumplan estrictamente las medidas de aislamiento en los positivos. En nuestro ámbito hay que trabajar para humanizar esta situación, que el aislamiento de la hospitalización no genere tanto sufrimiento a las familias. Sobre todo al principio quedaron totalmente relegadas a un segundo plano porque el ritmo que la situación imponía no nos permitía llegar a ellos. Desde aquí les pido disculpas.

Este 2020 se celebra el Año de la Enfermera: ¿Siente que su trabajo es valorado por la sociedad? ¿Qué principales reivindicaciones tienen?

Ahora sí nos sentimos muy bien valorados, pero realmente estamos haciendo lo que hemos hecho siempre: velar por el cuidado de los pacientes aun a costa de poner en peligro nuestra propia seguridad y la de nuestras familias.

El año 2020 es el Año Internacional de las Enfermeras y las Matronas y la campaña Nursing Now promovida por la OMS y el Consejo Internacional de Enfermería tiene como objetivo pedir a los gobiernos, profesionales sanitarios y usuarios que valoren más a las enfermeras y aboguen por su liderazgo para mejorar la calidad de los cuidados y la salud de la población, la equidad de género y la economía. Nos gustaría consolidar un liderazgo en la estructura sanitaria y que podamos estar como uno más en la planificación y toma de decisiones en los sistemas sanitarios de salud.

Etiquetas