Huesca

CORONAVIRUS DESESCALADA

José Juan Prado: "Tenemos la sensación de ser los grandes desconocidos para los políticos"

Presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios, reclama las mismas reglas para todos, defiende los establecimientos de proximidad

José Juan Prado: "Tenemos la sensación de ser los grandes desconocidos para los políticos"
José Juan Prado: "Tenemos la sensación de ser los grandes desconocidos para los políticos"
S.E.

HUESCA.- José Juan Prado, presidente de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia de Huesca, es ejemplo de un sector comprometido pero exigente, sin miedo a los desafíos pero demandante de reglas de juego iguales para todos, que ha soportado estas semanas de crisis con actitud resiliente, buscando soluciones y apenas tocando sus estructuras. Reclama más atención de las administraciones, que no privilegios, porque la competencia no sólo no les asusta, sino que les estimula.

Señor presidente, fase 0, primeros días después de la pandemia. ¿Es como un reestreno para el sector del comercio—

Nos enfrentamos a novedades en normativas, pero el sector del comercio es un sector vivo y que se recicla continuamente. Cada día que levantamos la persiana es diferente, por lo que miedo a la novedad, seguro que no.

¿Cuál es estimación cuantitativa de la repercusión de esta crisis en el comercio de nuestra provincia a corto y medio plazo—

Se ha hecho una encuesta entre 140 comercios de la provincia. Más del 50% pararon la actividad, creen que van a tener problemas de liquidez y van a ver disminuida su actividad a la vuelta. Entre los que estaban abiertos, los ingresos disminuyeron más del 50 %. A pesar de los datos, somos un sector comprometido con nuestro entorno y personal, solo el 9% de los encuestados ha realizado despidos.

La tormenta perfecta: digitalización, formatos macro y este marasmo. ¿Al comercio de proximidad le atacan todos los virus—

Virus, solo uno, lo demás y jugando con las mismas reglas de juego, competencia. Siempre ha sido buena la competencia para salir adelante y mejorar. Este virus al comercio de proximidad le deja con menos capacidad de respuesta y por eso hay que pedir a la administración que apoye decididamente.

¿Cuáles son los anticuerpos de la tradición de las tiendas que acaban con las amenazas—

La atención, el servicio, la calidad de un producto diferenciado. Y sobre todo, ser cómplices con nuestros clientes y darles lo que solicitan. Hay que interactuar más con ellos y ser capaces de que el pequeño comercio seamos su primera opción.

¿No es cierto que el pequeño comercio tiene la sana costumbre de la innovación desde los viejos ultramarinos hasta las nuevas ultra-modernidades—

Siempre nos hemos reinventado y hemos actuado como camaleones. Nos adaptamos al medio, pero siempre, pensando en lo que somos. Comercio de proximidad. Hay que sumar digitalización más atención en punto de venta. No hay que cerrar ninguna posibilidad de venta.

Luego no van contra los tiempos sino que van a incorporar la digitalización a su equipo.

Naturalmente, como no podía ser de otra manera. Pero es un proceso que requiere su tiempo y no se puede hacer de la noche a la mañana. Muchos ya están y otros están en el proceso. En la digitalización hay muchas áreas, no es solo vender online, es imprescindible definir previamente una estrategia clara y segura con el cliente como eje principal.

¿Estima que hay que regular el mercado digital—

Como he dicho, hay que jugar con las mismas armas. Si el comercio de proximidad paga unos impuestos en España, todo el que venda, sea el formato que sea, debería pagar lo mismo. De lo contrario partimos de un coste mucho más alto por lo mismo, el margen se reduce y la viabilidad de los negocios peligra. Hay plataformas que aprovechan todos los datos de que disponen para decidir qué productos de su marca blanca sacar a la venta. Existen muchas quejas de empresas.

¿Qué necesita el comercio de la administración central—

¡Apoyo! Necesita que se le reconozca su importancia económica y social, que se valore y se le conozca, muchas veces tenemos la sensación de ser los grandes desconocidos para los políticos. Nos hubiera gustado participar en la toma de decisiones respecto a las medidas a tomar en el comercio y los servicios. Hacer que todos tengamos las mismas reglas de juego. Que paguen el mismo IVA, por ejemplo. Con estos impuestos también mantenemos nuestra Sanidad, no nos olvidemos. Y acotar los días para promociones y rebajas.

Y qué precisa de los gobiernos autonómicos y municipales—

¡Apoyo y reconocimiento! Ayudas directas y urgentes al pequeño comercio, ayudas para la reactivación del sector, ayudas en materia de alquileres, costes salariales, inversión en digitalización. Ayudar al comercio es ayudar a nuestros pueblos y vecinos. Estos días han puesto en evidencia la tristeza con comercio y servicios cerrados.

¿Sienten algún tipo de discriminación respecto a las grandes estructuras comerciales—

SÍ, naturalmente. Al grande se le apoya y facilita todo, con la excusa de la inversión y los empleos. Y si hay que cambiar la ley, se cambia. ¡Como si los pequeños comercios no crearan puestos de trabajo y no hicieran inversión! En su medida todos lo hacen y la suma de todos demuestra que somos "sector estratégico".

¿En la "nueva normalidad" también hay que disociar el comercio urbano del rural—

El comercio rural habría que mimarlo siempre, su labor es más importante si cabe que el de las ciudades. En este episodio inédito en nuestra historia, los pequeños comercios se muestran como un símbolo de la fuerza de los pueblos. El comercio de proximidad en el mundo rural es uno de los emblemas de la resistencia en esta crisis y un claro ejemplo de valores como la valentía y el tesón, pero también del comercio justo, equitativo y generador de empleo.

Cuando atisba el horizonte, ¿ve una V asimétrica de recuperación, una U, una L o el abecedario se le hace insuficiente—

Lo único que sabemos es que tendremos que trabajar y luchar, como siempre, para salir adelante y seguir siendo pilar importante en la economía de este país.

Mírele a los ojos al consumidor: ¿debe corresponder al comercio responsable con el consumo responsable—

Todos tenemos que ser responsables. Tanto el comerciante como el consumidor. El comercio de proximidad es apostar por productos de Km 0, es apostar por el medio ambiente, es apostar por tu barrio, tu pueblo, tus vecinos. Pensemos que para pagar muy poco por algo, alguien está perdiendo mucho en ese recorrido, y siempre es el mismo, el más débil. Respecto a quién va a salir de esta situación, esperemos que la gran mayoría. Por eso hay que luchar. Aquí el sálvese el que pueda, no sirve. Todos necesitamos de todos.

Etiquetas