Huesca

CORONAVIRUS DESESCALADA

Mascarillas y guantes, al contenedor verde de "resto"

Grhusa explica las pautas para deshacerse del material utilizado para combatir el coronavirus

Mascarillas y guantes, al contenedor verde de "resto"
Mascarillas y guantes, al contenedor verde de "resto"
R.G.

HUESCA.- El uso de mascarillas y guantes se está generalizando desde que comenzó la crisis sanitaria. Pero, ¿qué hacer con ellos cuando llega el momento de tirarlos a la basura?.

"Los guantes y mascarillas, al no tratarse de un envase de plástico, ni de un envase de papel y cartón, ni por supuesto de un envase de vidrio, deben de destinarse al contenedor de resto", explica Javier Hidaldo, gerente del Consorcio Agrupación Nº 1 Huesca para gestionar los Residuos Urbanos (Grhusa). Hidalgo recuerda, de esta forma, que el contenedor amarillo "no es el contenedor de los plásticos como muy frecuentemente se le conoce, es el contenedor de envases de plástico, latas y bricks".

Por otra parte, si la persona que se desprende de este material no es positivo ni está al cuidado de un positivo confirmado, es aconsejable, afirma Hidalgo, que se depositen dentro de la bolsa de basura que vayamos a utilizar para los residuos destinados al contenedor de resto, y depositar esta bolsa cerrada en el contenedor. "Es recomendable, incide, no tirar guantes y mascarillas sin bolsa ni a las papeleras, siempre mejor al contenedor y en una bolsa cerrada".

Sin embargo, si la persona que ha utilizado dicho material es positivo confirmado o está al cuidado de un positivo confirmado, se debe suspender en el domicilio el reciclaje de residuos, "debiendo depositar la totalidad de estos en el contenedor de resto".

De esta forma, el material desechable y todos los residuos del enfermo deben depositarse en una bolsa que debe cerrarse bien en la habitación del paciente. Será la "bolsa 1", que se introducirá a su vez en una segunda bolsa con el material del cuidador, también en esta habitación.

Esta segunda bolsa debe depositarse en el interior de una tercera, con el resto de residuos domésticos, que también debe cerrarse bien. A continuación, una vez finalizado el proceso, hay que lavarse las manos a conciencia. Estas bolsas ya no serán abiertas en la planta de Grhusa como sucedía antes de la pandemia, ya que, como recuerda Hidalgo: "debido a la alarma sanitaria está prohibida la manipulación de la fracción resto, por lo que se ha suspendido esta práctica".

Con el confinamiento ya avanzado, señala, "se ha reducido la generación de fracción resto y papel y cartón, sin duda debida al cierre de establecimientos comerciales y de hostelería, comedores de colegios... y se ha producido un incremento en la separación de envases de plástico latas y bricks, en el contenedor amarillo, debido, en mi opinión, a que estamos realizando un buen reciclaje en nuestros domicilios pero también, sin duda, debido al cierre de los establecimientos de hostelería y lugares de consumo colectivo", asegura el gerente de Grhusa.

Etiquetas