Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las peñas asumen con resignación y pena que no habrá fiestas en Huesca

El impacto de la cancelación se notará en sus economías que subsisten gracias a los festejos

Las peñas asumen con resignación y pena que no habrá fiestas en Huesca
Las peñas asumen con resignación y pena que no habrá fiestas en Huesca
D.A.

HUESCA.- Con tristeza y resignación. Así recibieron las peñas recreativas oscenses la decisión del Ayuntamiento de Huesca de suspender las Fiestas de San Lorenzo 2020. Una decisión que de forma unánime ha sido valorada como "entendible" y "coherente" por todas las peñas. "Está claro que lo primero es que prime la seguridad", afirmó Javier Ibarz, de la Peña Alegría Laurentina.

Un decisión esperada, coinciden Ana Lite y Jennifer Iglesias, presidentas de la Peña 10 d"Agosto y de la Peña Zoiti, respectivamente, aunque "siempre te queda una esperanza de que se pueda hacer algo e intentar lucharlo, pero no es viable. Hay que ser coherente". "Ahora toca digerir la noticia", añade Iglesias.

"Lo importante es que salgamos de esta cuanto antes", añade Álvaro Antoñanzas, presidente la Peña Los que Faltaban. Según afirma, intentarán "en la medida que podamos, hacer alguna campaña de socios, no sabemos cómo". Una idea que también ronda por la cabeza de otros presidentes, porque la semana de San Lorenzo y los días previos representa la mayor parte de la actividad de las peñas. "La actividad durante San Lorenzo es prácticamente todo, casi un 80-90 %, pero ya no sólo es San Lorenzo, es que tampoco podemos hacer nada", explica Antoñanzas en referencia a otros actos que llevan a cabo a lo largo del año.

Esto tiene una repercusión directa en la supervivencia económica de las peñas recreativas oscenses, organizaciones sin ánimo de lucro que logran pasar el año con lo generado durante San Lorenzo. "Afecta mucho, sobrevivimos en base a los actos que puedas hacer esa semana", explica Lite. Por su parte, Iglesias, de la Peña Zoiti, recuerda que, "teniendo local, hay unos gastos que seguir pagando y ahora va a ser un poco más complicado. Intentamos hacer actividades cuando nos lo permitan para seguir subsistiendo y, sobre todo, para que los socios sigan teniendo ese contacto entre ellos".

Ibarz apela, en un ejercicio de memoria de cara al año que viene, a que "se nos tengan en cuenta al igual que se tiene en cuenta a otros sectores".

TRABAJO PREVIO

La cancelación de las fiestas laurentinas ha pillado a las peñas con la organización de la programación bastante avanzada. "Este año se estaba trabajando muy bien. En febrero ya presentó la programación", explica Lite, de la Peña 10 d"Agosto. Con las propuestas musicales presentadas al Ayuntamiento, el confinamiento lo dejó todo en el aire. "Queríamos de todos los estilos, porque cada peña lleva su sello y queríamos que todas pudiésemos disfrutar de nuestro gusto musical".

Un trabajo "bastante adelantado", añade Larripa, para que "el Ayuntamiento supiese lo que queríamos". A estas alturas ya habían hablado con las charangas, "pero todo era una interrogante muy grande. También teníamos actividades propias en estos meses", de las que algunas suponían una novedad y otras, como la Muestra de Artesanía, llevaban más de 30 años celebrándose.

Desde la Peña Os Casaus, su presidenta, Irene Flores, comparte la opinión expresada por el resto de peñas, con más énfasis si cabe, pues "somos muchas personas y todas mayores; francamente, esperaba que fuera así. Está muy bien la decisión que se ha tomado, es mucho riesgo".

Etiquetas