Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Luis Felipe: "Acotar en espacios o escenarios iba a generar un problema que no se podía gestionar"

El alcalde de Huesca insiste en que no había alternativa a la suspensión de San Lorenzo

Luis Felipe: "Acotar en espacios o escenarios iba a generar un problema que no se podía gestionar"
Luis Felipe: "Acotar en espacios o escenarios iba a generar un problema que no se podía gestionar"
R.G.

HUESCA.- El alcalde de Huesca, Luis Felipe, insiste en que no había alternativa a la suspensión de las fiestas de San Lorenzo. Organizar cualquier tipo de programa hubiera supuesto someter a riesgo a la población, señala el regidor. Por tanto, no se ha llegado a plantear ningún tipo de programa alternativo. El presidente de la Corporación oscense hace un llamamiento a la población para que mantenga en sus salidas las normas de precaución y distanciamiento social necesarias para evitar contagios. Considera que en estos dos meses de estado de alarma por la pandemia, el Ayuntamiento ha ido adoptando las medidas adecuadas, primando la emergencia social y la económica.

Empecemos por lo más reciente: la decisión de suspender las fiestas. ¿Cuándo ve clara la decisión y además sin alternativa y modelo distinto–

-El tema ya se comentó en la Junta de Portavoces, que se reúne diariamente. Me puse en contacto con Javier Lambán y le trasladé la preocupación porque tal y como iban las fases de desescalada, sin un calendario exactamente, no temporalizadas en el sentido de que a partir de tal día pasan automáticamente a otra fase, sino que depende de muchos factores, y con el número de infectados podían complicarse unas fiestas tremendamente populares.

Lo hablé también con salud pública, lo hablé con sanitarios, y lo que se iba viendo es que, primero era prácticamente imposible hacer una fiestas tradicionales, multitudinarias; y segundo, que también iba a ser difícil unas fiestas en otro formato, porque junto a la seguridad sanitaria había que garantizar también la seguridad pública.

Viendo cómo iba la fase 1 de desescalada -no solo Huesca sino en el resto de España- cuál era el comportamiento en las calles y las plazas, se generó también la duda de no ser capaces de garantizar limitaciones en la fiesta. Porque las fiestas de Huesca son de miles de personas y acotar en escenarios o espacios, creo que iba a generar un problema que no se podía gestionar; por qué otro sí y yo no.

Nos llevó a que, definitivamente, y viendo como en otras ciudades se iba tomando la decisión, a ser prudentes y tomar una decisión de la mano de todos los grupos políticos. Porque es cierto que en Huesca, y es algo que querría subrayar, durante los más de dos meses de situación complicada y con decisiones a veces no fáciles, se ha mantenido el acuerdo dentro del Ayuntamiento. Una situación de emergencia como esta se afronta con más garantías si lo haces con unanimidad y con el consenso. Ya habrá momento de hacer valoraciones. Dentro de esta unanimidad, con un debate sosegado, se ha ido cerrando esta decisión.

La suspensión es completa ¿No se han barajado alternativas–

-No. Es imposible manejar otros escenarios porque era volver a someter a mucho riesgo a la población. Estamos hablando de que tenemos que salvaguardar y primar la salud. Los que tenemos responsabilidades debemos ser extremadamente cuidadosos y saber qué es lo importante y qué es lo menos importante. La decisión la hablamos en el día de ayer (por este viernes) con otras instituciones y vimos que todo el mundo estaba con mucho sentido común por salvaguardar la salud por encima de todo.

Con lo cual, quiero manifestar el agradecimiento ya no sólo a los grupos municipales, que hemos ido de la mano, sino peñas, dance y obispado, en el que englobamos la cofradía. Sé que supone un coste para hostelería y comercio porque las fiestas tienen un impacto tremendo en la economía. Pero vamos a buscar fórmulas de que a lo largo de todo el verano, y eso sí es más fácil de gestionar, podamos tener una programación en la ciudad para que sea una ciudad viva y pueda haber también iniciativas a través del mundo de la cultura, de la animación, para que haya dinamismo económico.

¿Ha sido su decisión más difícil desde que es alcalde–

-De este mandato sí. Es difícil porque no es normal. Afecta al sentimiento. Lo definía muy bien Javier García Antón en el editorial del Diario. Es una decisión que afecta a lo que somos, al sentido de pertenencia. La fiesta vertebra mucho Huesca. Es muy importante subrayar el papel que tiene San Lorenzo en la vertebración y en lo económico. Lógicamente, gestionar esto es muy complicado. Por tanto es muy difícil tomarla, sí.

¿Está ya avanzada la propuesta de programación cultural o es aún una idea–

-Habrá que hacerlo ahora, y habrá que hacerlo con artistas locales. Dar dinamismos a la ciudad, a la hostelería y el comercio y tiene que ser con el sector cultura y el mundo local.

El presupuesto se va a destinar en principio a los gastos derivados de la pandemia.

-Sí, pero tenemos que partir del hecho de que nosotros tenemos que ir a un plan económico-financiero. Todo va a afectar. Por ejemplo, la pérdida de ingresos que creemos que vamos a tener, que va a ser importante. Hay que contar con servicios que no teníamos previsto prestar y que estamos prestando, como la desinfección, compras de materiales y demás, que suponen una cantidad importante. Y esto en un presupuesto pequeño. Lo principal ha sido, es y seguirá siendo la atención de las necesidades de los vecinos de Huesca, en el plano social y en el plano económico. Y eso hay que conjugarlo con el equilibrio de las cuentas del Ayuntamiento. Hay que hacer en esta situación muchos equilibrios. No es destinar equis dinero directamente a otras cosas. Vamos a tener que ir a un pleno para aprobar un plan económico financiero y todo va a estar ahí.

Porque ¿en esa previsión de pérdida de ingresos que valoraron, se incluía ya la posibilidad de que no hubiera fiestas o la suspensión mermará aún más los ingresos–

-Nosotros ya aplazamos el cobro de tasas e impuestos. Creo que tendremos que seguir con previsiones más a la baja. De momento, de las administraciones superiores, el Gobierno de Aragón y el Gobierno de España, las previsiones que había de ingresos se están cumpliendo. Era uno de los temores: que otras administraciones ajustaran gastos y nos llegaran menos ingresos. Confío en que eso no ocurra y sigan cumpliendo con los compromisos que tenemos, ya que es muy importante para los ingresos del Ayuntamiento. El dinamismo que pueda tener la ciudad también va a tener consecuencias para el Ayuntamiento. La paralización, por ejemplo, de obras de pequeñas empresas en edificios en rehabilitación, repercutirá en los ingresos por el Impuesto de Obras y Construcciones, y la pérdida de actividad en otros sectores productivos también se va a notar. Estamos en un escenario complejo. Pero creo que hemos priorizado bien. Hemos intentado atender la emergencia social que surge en la ciudad a raíz de esta crisis y que no va a ser puntual sino que va a durar en el tiempo; y atender la emergencia económica intentando, de acuerdo a nuestras posibilidades, liquidez para los autónomos y microempresas, los sectores más vulnerables de la cadena productiva de la ciudad. En otros aspectos, por ejemplo si no hay piscinas, veremos a ver cuál es el escenario que se dibuja, puede tener un efecto muy importante en el presupuesto del Patronato Municipal de Deportes. Eso significa ya no solamente en la apertura de piscinas, sino en la actividad deportiva en torno al verano, en cursos y determinadas actividades.

El Ayuntamiento ha puesto en marcha mecanismos de ayuda a empresas ¿Qué le transmiten los empresarios sobre estas herramientas y la situación en general–

-De preocupación. Se ven bien las medidas del Ayuntamiento, según se transmite en el observatorio sobre la covid-19. La participación es positiva. Está el millón de euros a fondo perdido, 350.000 euros de ayudas la inversión en el sector productivo, el fondo con Sodiar para microcréditos, que hemos elevado a 80.000 euros. En ese compendio de ayudas, la percepción es positiva. Estoy viendo que en el sector del comercio hay un esfuerzo muy positivo, con un diagnóstico muy bien hecho por parte de la Asociación de Comerciantes, de algo que es fundamental para el sector como es la digitalización. Creo que ahí tenemos una herramienta clara para avanzar, e incluso que las ayudas que lleguen al sector se encaucen bien. En este momento, el comercio de proximidad ha recuperado mucho protagonismo. Es difícil que vuelvan las dinámicas de consumo de grandes superficies como estaban antes de la pandemia. Luego, hay que tener un buen posicionamiento de comercio local. Pero tiene que jugar bien el futuro de cara a la digitalización, a la venta "online". Aprovechando la confianza que se está generando ahora con la herramienta "online". La Asociación de Comerciantes está haciendo un buen trabajo. En el mundo de la hostelería o los alojamientos, no solo en Huesca sino en la provincia es muy interesante la campaña de TuHuesca de un turismo seguro. Hay que hacer ver que a los flujos de turismo locales que es un destino próximo y seguro. Y ahí está desarrollando una buena estrategia y ahí es donde tienen que unirse todos los sectores, para aprovecha esta coyuntura tan difícil para sacar ventajas a través de un turismo cercano, seguro, próximo y eso Huesca lo tiene y lo puede vende bien.

¿Qué información tiene el alcalde de dos proyectos estratégicos para la ciudad como la reapertura del acuartelamiento Sancho Ramírez y Amazon–

-La reapertura del cuartel, según la información que yo tengo, va de acuerdo a los planes previstos. Y en Amazon, no ha habido ninguna información que diga lo contrario de lo que estaba planteado antes de esta crisis del covid. Por tanto, dos situaciones importantes para la ciudad siguen la planificación que tenían.

Emitió un bando en el que alertaba de la necesidad de prudencia y la precaución, las normas en fase 1. Un mensaje similar a Javier Lambán la delegada del Gobierno ¿Le ha sorprendido para mal el comportamiento de algunas personas o grupos–

-Tras una situación de confinamiento el poder disfrutar de nuevo de relaciones hizo que se produjeran comportamientos que no deberían haberse dado. La fase 1 no es un estado de normalidad. Es una fase con muchas limitaciones porque el virus sigue ahí y porque la exigencia de la responsabilidad individual y colectiva sigue siendo la clave para parar los efectos del virus. Sí que me sorprendieron algunos comportamientos, después del enorme sacrificio que hemos hecho todos -y lo veo también en otras ciudades a través de la televisión o por los medios de comunicación- parecía que una mala práctica en las relaciones en la calle pudiera dar al traste con ese sacrificio. Por lo tanto, ahí me parecía necesario advertir la responsabilidad individual que tenemos todos. No estamos en un estado policial, y por tanto no era una manera coercitiva o sancionadora de afrontar esos comportamientos, sino también de sensibilización. Y aquí, hemos contado con la colaboración de Cruz Roja Juventud y el Colegio de Enfermería para hacer una especie de comandos ciudadanos de personas voluntarias que están haciendo una importante labor de sensibilización. Además del reparto de las mascarillas, que hay que llevarla cuando te relacionas y no hay una distancia de dos metros, hay un recordatorio de una práctica que es saludable y que tenemos que mantener. Hemos intentado conjugar la vigilancia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para que los comportamientos que no deben darse no se den e incluso se sancionen, con un trabajo de sensibilización en la calle.

¿Qué balance puede hacerse–

-Creo que está dando un gran resultado y que ese es el camino. De hecho, otros ayuntamientos de la provincia ya nos han preguntado y lo van a implementar también porque es bueno recordar permanentemente que estamos en una situación todavía muy delicada. Por tanto, los comportamientos que tengamos en la calle en la interacción personal, el uso de mascarillas y mantener las distancias, hay que mantenerla y no dejarnos llevar pensando que estamos en la normalidad de antes. Porque eso puede tener efectos muy negativos para la salud no solo nuestra, sino de los demás.

Etiquetas