Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las residencias sin casos de coronavirus en los últimos 28 días podrán recibir visitas desde la fase 2

Se necesitará cita previa, estará limitada a una hora y no podrán acudir familiares con síntomas

Las residencias sin casos de coronavirus en los últimos 28 días podrán recibir visitas desde la fase 2
Las residencias sin casos de coronavirus en los últimos 28 días podrán recibir visitas desde la fase 2
P.S.

HUESCA.- El desconfinamiento llegará por fin a las residencias con la entrada de Aragón en la fase 2, prevista para el próximo lunes aunque a la espera de la decisión del Ministerio de Sanidad. El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales ha previsto que a partir de ese momento pueda haber visitas de familiares a las residencias sin casos en los últimos 28 días (dos periodos de incubación), pero limitadas a una hora, con mascarilla y con cita previa. Los familiares con síntomas compatibles con el coronavirus no podrán hacer estas visitas. De esta manera, los residentes retomarán el contacto con sus familias tras más de dos meses en los que la relación se ha limitado a llamadas y videollamadas.

La consejera, María Victoria Broto, también ha informado este jueves de que estas mismas residencias (sin casos en los últimos 28 días) podrán recuperar una hora de paseo diaria dentro de las franjas horarias permitidas en cada municipio. Del mismo, recuperarán sus servicios suspendidos de peluquería o fisioterapia.

Debido a la cautela y prudencia ante un posible rebrote del coronavirus, la DGA mantendrá abiertos durante un año los centros intermedios covid, como la Residencia La Abubilla de Yéqueda en la provincia altoaragonesa.

En esta misma línea, el lunes se publicará una orden en el BOA para establecer un sistema de alerta temprana de casos de coronavirus con notificación inmediata a Salud Pública, que estudiará la mejor manera de hacer frente al brote. En cuanto haya una sospecha o uno confirmado, el Salud proveerá personal sanitario al centro afectado.

Estas dos últimas medidas permiten suprimir, ha señalado Broto, la reserva de un 10 % de las plazas que hasta ahora se exigía a las residencias para facilitar los aislamientos.

Broto y el presidente de Aragón, Javier Lambán, han subrayado que es necesario un cambio en el modelo de residencias para que estas sean más seguras ante brotes del coronavirus y para mejorar su atención asistencial y médica. Así, el lunes se publicará otra orden que destina 1,5 millones de euros para paliar los gastos derivados de la pandemia.

Para cumplir estos propósitos también se mejorará la prestación sanitaria en las residencias a través de Atención Primaria, que refuerza su papel central en la desescalada, y se establecerá una "reserva estratégica" de material de protección. También se mejorarán los planes de contingencia y, de manera conjuntamente con los servicios de prevención de las residencias, se trabajará para mejorar la formación de los trabajadores.

La DGA también exigirá al Gobierno de España que cumpla su obligación establecida en la Ley de Dependencia y que abone el 50 % del coste de estas plazas. Además, se estudian otras formas de mejorar la financiación de las residencias.

Etiquetas