Huesca

CONSECUENCIAS DE LA COVID-19

La Ciudad de las Niñas y los Niños se apunta al teletrabajo

Los consejeros han mantenido una intensa actividad durante el confinamiento, las tres comisiones creadas: juego, difusión y salud, han estado muy ocupadas

La Ciudad de las Niñas y los Niños se apunta al teletrabajo
La Ciudad de las Niñas y los Niños se apunta al teletrabajo
S.E.

HUESCA.- Desde la declaración del Estado de Alarma pocos han sido los ámbitos que no han visto trastocada su actividad y su funcionamiento, los integrantes del Consistorio oscense han seguido trabajando por la ciudad y realizando los plenos y otras reuniones por videoconferencia y atendiendo sus áreas de forma telemática y lo mismo ha sucedido con su réplica más joven, la Ciudad de las Niñas y de los Niños, cuyos consejeros, desde sus casas, han mantenido una intensa actividad en estos dos meses y medio.

ENLACE LA VÍDEO CON LOS DIBUJOS DE LOS NIÑOS

El pasado 7 de febrero, ante el alcalde de Huesca, Luis Felipe, se celebró en el Salón de Plenos del Ayuntamiento la primera reunión del año del Consejo con la mitad del equipo renovado, se incorporaban los nuevos consejeros -todos ellos alumnos de 5º de primaria de los distintos centros de la ciudad y Aspace- y el primer edil les hizo un encargo para esta legislatura. La propuesta era diseñar un fin de semana de ocio infantil. "Queremos escucharos para saber qué es lo que os gusta y poder organizar las actividades de ocio y tiempo libre que más os apetezcan", les dijo Luis Felipe a los miembros del Consejo.

A principios de marzo volvieron a mantener una segunda sesión y comenzaron a perfilar las líneas de trabajo, pero en el mes de abril, debido al estado de alarma, fue inviable el encuentro físico, si bien el equipo gestor del proyecto -técnicos del ayuntamiento y de la universidad- consideraron "el importante papel de los niños durante el confinamiento", detalla Inés Fortuny, técnico de Infancia y Juventud del Ayuntamiento, y una de las coordinadoras del proyecto, y contactaron con todos ellos para, "en primer lugar saber cómo estaban y después les preguntamos si querían seguir reuniéndose y haciendo cosas por la ciudad" y, agrega, "la respuesta de los niños y de sus familias fue muy positiva".

La primera acción se desarrolló el 9 de abril, cuando mantuvieron la primera reunión por videoconferencia y surgió una primera idea: "colgar pajaritas con mensajes de ánimo en sus balcones, y después -detalla la técnico- "nos remitieron las fotos que compartimos en nuestro perfil de Facebook", una propuesta a la que como siempre, "se invitó a unirse a todos los escolares de las ciudad".

Desde entonces no han parado de trabajar de manera virtual. "Dividimos a los consejeros en tres comisiones: juego, difusión y salud, para que cada una fuera aportando ideas", añade Fortuny.

Pronto se empezaron a ver los resultados, y los encargados de juego "sugirieron hacer un veo veo y un bingo online"; en cuanto al equipo de difusión, "redactaron una carta animando a la ciudadanía" y los integrantes del de la salud, "hicieron dibujos dedicados los enfermos y además pensaban mucho en ellos, en la gente mayor y el personal sanitario y les surgió la inquietud de ir más allá", nos cuenta Inés.

Con todos los dibujos de los consejeros y de otros niños y teniendo en cuenta la prioridad de mantener la seguridad y la higiene, continúa, "en lugar de mandarlos de forma física, se montó un primer video que fue enviado al hospital San Jorge, como referente en la ciudad, y después ha llegado a otros hospitales y residencias".

Dada la preocupación que mostraban por los mayores, surgió una de la iniciativas más emotivas e interesantes, "mantener videollamadas con personas que se encontraban en las residencias". El 30 de abril contactaron con la Residencia de los Olivos y el 8 de mayo, con la Sagrada Familia.

Para los consejeros ha resultado una experiencia inolvidable, y así lo han relatado algunos de ellos. Iker Grande, de 5º curso de primaria del Colegio San Vicente, nos dice que "me emocioné mucho al hablar con una señora porque me contaba que no podía ver a su familia, y que los echaba de menos y se ponía triste a veces". También debutó este año Cataliana Guiral, del mismo curso en el Colegio Santa Ana, que recuerda su llamada. "Cuando hablé con los abuelitos fue muy chulo porque me contaron cosas de cuando eran pequeños". Del mismo centro escolar es Marcos Úbeda, que entró en el proyecto el pasado año y en su caso se queda con "la felicidad que mostraron los mayores al vernos".

Otra de las tareas que han estado realizando, ha sido elaborar el programa del jueves el Día del Juego, que se celebra este jueves y este año todos los juegos serán sin contacto.

Se da la circunstancia de que este proyecto pertenece a una red internacional, y durante unos meses estuvo en Huesca la joven italiana Elisa Saioni, que se ha hecho eco de esta y otras acciones realizadas por los pequeños, y hace unos días un artículo publicado en La Repubblica dedicaba una extensa información a este trabajo.

Etiquetas