Huesca

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Hoteles y restaurantes de Huesca, a la espera de más aforo y movimiento interprovincial

Esperan conocer cuándo se va a poder viajar por España

Hoteles y restaurantes de Huesca, a la espera de más aforo y movimiento interprovincial
Hoteles y restaurantes de Huesca, a la espera de más aforo y movimiento interprovincial
H.E.

HUESCA-. "Llevamos dos días abiertos, hemos empezado tranquilos pero después de estar dos meses parados no nos podemos quejar", explica José Alonso, propietario de los establecimientos Da Vinci y Cómo me lo como. Su terraza es una de las que acogió este jueves esa reserva simbólica para el Gobierno, con la que se le invitaba a dialogar.

Una terraza que han tenido que reducir al 50 %. "Con lo que hemos quitado, hemos intentado meter las mesas dobles", en condiciones normales, "tendríamos unas 10 mesas más".

La consigna es resignación porque "el empezar está siendo complicado para todos", asegura. Con la mitad de la plantilla en ERTE y tras dos meses cerrados, durante los que "hemos sufrido bastante", tiene algo de esperanza en que si se relajan las medidas de los aforos y "se trabaja durante junio, julio y agosto, igual sacamos la cabeza, pero si seguimos así es fácil que tengamos que cerrar la mayoría. Yo por ejemplo, me doy tres meses y llevo 13 años", asegura.

Frente a una terraza con todas las mesas prácticamente ocupadas, el interior, con el aforo también reducido al 50 %, asegura Alonso, no funciona como antes. "La gente tiene que quitarse el miedo. No entra, sólo alguna mesa. Y la barra, que nuestro bar es muy de barra, vacía".

Por su parte el sector de los hoteles en la capital oscense está todavía parado. "La estructura del hotel por el coste del alquiler y energético no nos permite abrir solo un punto de venta como es la terraza. Dependemos fundamentalmente de la red de habitaciones, del alojamiento", explica Manuel Solanilla, director del Hotel Abba Huesca.

Unas habitaciones para las que ya se están produciendo reservas de cara a los meses de verano pero "siempre supeditadas a que no sabemos si se va a poder llevar a cabo el servicio o no", añade. "La demanda -asegura- depende de las medidas que tome el Gobierno, si permite el movimiento entre provincias habrá una mayor demanda, pero ahora mismo no es así", matiza Solanilla, que recuerda que buena parte del turismo que recibe Huesca es nacional. "La gente aprovecha a ir a países que ya han marcado una fecha para la apertura de fronteras internacionales. El problema aquí es que sabemos cuándo van a venir los extranjeros pero no cuándo podrán venir los españoles y eso es un problema importante".

Con el hotel en servicios mínimos y la mayor parte de la plantilla en ERTE, siempre hay una persona al frente, por turnos. Este tiempo se ha aprovechado, explica el director del hotel, "para realizar tareas de desinfección, el cambio de filtros, para pintar o para hacer el tratamiento de la legionela".

Etiquetas