Huesca

CONSECUENCIAS DE LA COVID-19

La Abubilla pasa a ser un centro en reserva y deriva a sus últimos pacientes

Por la residencia de Yéqueda han pasado desde el 23 de marzo 99 ancianos

La Abubilla pasa a ser un centro en reserva y deriva a sus últimos pacientes
La Abubilla pasa a ser un centro en reserva y deriva a sus últimos pacientes
P. S.

HUESCA.- “Vamos a ser como una especie de retén, con personal contratado y todo en marcha pero sin internos, a no ser que haya un rebrote y tengamos que responder. Es un cambio, pero seguiremos estando allí, en primera línea, a la espera”.

Con estas palabras ha definido Mateo Ferrer, director de la residencia La Abubilla de Yéqueda, la nueva situación de estas instalaciones que desde el pasado 23 de marzo están habilitadas por el Gobierno de Aragón como un centro covid para mayores.

Desde ese día, ha acogido a un total de 99 ancianos procedentes de otras residencias de diferentes puntos de la comunidad aragonesa. La iniciativa ha conseguido evitar cientos de contagios en sus lugares de origen, una labor tras la que se esconde el trabajo de 50 profesionales que han peleado sin descanso durante los últimos meses y para los que Mateo Ferrer solo tiene buenas palabras.

Gracias a su dedicación, la residencia La Abubilla ha dado un total de 62 altas, a los que se suman otros 10 traslados a hospitales, “de mayores que en su mayoría dieron posteriormente negativo y regresaron a sus residencias de origen". El resto, 27, lamentablemente, se quedaron en el camino y no lograron superar el coronavirus, siendo La Abubilla su última parada.

Este centro covid, ahora en la reserva, ha derivado este lunes a sus últimos cinco residentes positivos al de Casetas. “Seguimos con las instalaciones en marcha y con todo contratado, pero sin ingresos de mayores”, ha recalcado el director de La Abubilla, que ha manifestado que este cambio “no es más que un punto y seguido”.

En esta línea, ha considerado que este centro covid ubicado en Yéqueda sigue “en primera línea de fuego frente al coronavirus. Continuamos con altas y traslados y no tenemos la sensación de que esto haya terminado”.

La Abubilla seguirá muy pendiente de la pandemia, a la espera de posibles nuevos ingresos.

Si hay un rebrote de casos en residencias tendremos que responder. Realmente es un cambio a mejor porque de esta forma empezamos a ser conscientes de que gracias a Dios o, por lo menos por ahora, el peligro de la pandemia ha bajado mucho al igual que los contagios. Pero el hecho de que nos dejen como retén da a entrever que hay cierta preocupación en las instituciones de que haya un próximo repunte”, ha explicado.

A partir de ahora, se desmonta en La Abubilla el dispositivo del Salud, compuesto por médicos y enfermeras, “nos quedamos la parte del personal de la propia residencia, es decir, todo el que abarca a auxiliares de enfermería, de geriatría, cocina, limpieza, etcétera, que lo componen 14 empleados”, ha detallado.

De esta forma, ha apuntado el director, “consiguen que podamos tener una respuesta muy rápida ante cualquier problema que surja de repente”. Así, plantea que si aparece un nuevo foco de covid en una residencia de mayores que requiere que La Abubilla se ponga en marcha al 100 %, “nosotros por nuestra parte estamos preparados para dar respuesta en cuestión de horas y poder acoger unos 10 o 15 ingresos sin problema, en el caso de que venga un pico considerable de la covid-19”. Si esto sucede, el Salud se ha comprometido a que, en ese caso, “volverá a restaurar todo lo rápido que pueda otra vez el dispositivo aportado por su parte”, ha indicado el director.

Finalmente, ha valorado que La Abubilla “sigue estando allí” ante la incertidumbre que causa un virus que ha hecho estragos entre los más mayores.

Etiquetas