Huesca

JUZGADOS

El ADN da la razón a la hija del hombre exhumado en Monflorite

El juicio por la demanda de parternidad interpuesta por una mujer de 64 años reconoció el vínculo biológico

El Colegio de Abogados de Huesca rechaza las medidas procesales y organizativas en el ámbito de la Administración de Justicia
El Colegio de Abogados de Huesca rechaza las medidas procesales y organizativas en el ámbito de la Administración de Justicia
R.G.

HUESCA.- La prueba de ADN realizada a partir de las muestras tomadas de un cadáver exhumado el año pasado en Monflorite han determinado, "sin ninguna duda", que el fallecido, que murió en 2015, es el padre biológico de una mujer de 64 años que reclama ser reconocida como su heredera.

Así se puso de manifiesto en el juicio celebrado este miércoles en Huesca, donde se dieron a conocer estos resultados obtenidos por el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses a partir de una muestra de saliva de la hija, que se comparó con polvo óseo obtenido de un fémur del difunto.

Ricardo Orús, abogado de la demandante, manifestó la "gran satisfacción" de su cliente, que por fin se ve reconocida.

"Para ella también es una victoria moral porque al ser hija de madre soltera, en aquella época, ambas vivieron marginadas socialmente porque eso no estaba bien visto", comentó.

Como prueba la defensa había preparado para la vista que se personara en el juicio el forense para explicarle al juez que la toma de muestras del cadáver y de la hija se habían llevado a cabo respetando todos los protocolos.

El juez había acordado además que declararan por videoconferencia los científicos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses que elaboraron el informe pero al final, como el juez antes de la vista preguntó al abogado de la otra parte si iba en poner en duda estos informes, que fueron aceptados, ya no se llamó a testigos.

Entre ellos se encontraban también algunos vecinos de Monflorite que querían dar fe de que "hace 65 años esta pareja en cuestión actuaba públicamente como si fueran novios".

El juzgado entendió que esto no era necesario, y la vista se limitó a los informes jurídicos para justificar la viabilidad de la demanda.

El Ministerio Fiscal también se mostró de acuerdo, "y en consecuencia, la sentencia estimará en breve que mi cliente es hija del fallecido y acordará modificar su partida de nacimiento en el Registro Civil para acomodarla a sus apellidos.

"Después habrá que abordar la cuestión de la herencia y el testamento que hizo el fallecido, que nombró beneficiarios a sus sobrinos ocultando la existencia de la hija, por lo que es ilegal y no puede ser válida. Es como si en condiciones normales un padre nombra herederos a dos de sus tres hijos y al tercero lo silencia", explicó el abogado.

Ricardo Orús aclaró que ahora "no va a haber más herederos que mi defendida, como descendiente consanguíneo, los demás son colaterales, que son sobrinos".

El letrado planteó que todavía no se puede abordar esta cuestión "hasta que no tengamos la sentencia de la paternidad, que llegará en menos de 15 días".

Cabe recordar que el Juzgado de Instrucción número 2 de Huesca ordenó la exhumación en octubre de 2019 de este hombre que murió en 2015.

Según recoge la demanda, fue entonces cuando la hija tuvo conocimiento de la muerte de esta persona de manera ocasional, ya que no tuvo relación con el finado en vida.

La demanda, relata que la madre de la defendida se quedó embarazada en 1956 mientras trabajaba como asistenta en la casa del fallecido y que la moral imperante en aquellos años la obligó a marcharse del lugar para evitar un escándalo.

La madre informó a su hija sobre quién era su padre, pero esto no cambió la situación hasta que se produjo la muerte del supuesto progenitor, que nunca la reconoció como su descendiente. También se incluye la declaración de una vecina de Monflorite que habló con la hermana del fallecido, que no tenía descendientes directos, para que le convenciera de que reconociera a la niña como hija, aunque los sobrinos consiguieron que les nombrara únicos herederos.

Etiquetas