Huesca

LA NUEVA NORMALIDAD

La libertad de movilidad trae la esperanza al sector turístico de la provincia de Huesca

Visitantes de otras comunidades y de Francia llegaron este domingo de manera tímida

La libertad de movilidad trae la esperanza al sector turístico de la provincia de Huesca
La libertad de movilidad trae la esperanza al sector turístico de la provincia de Huesca
E.F.

HUESCA.- Los efectos de la desescalada con posibilidad de viajar primero entre provincias y desde este domingo entre comunidades autónomas, así como la apertura de los pasos fronterizos con Francia, se han notado este fin de semana en la provincia. Alquézar es uno de los enclaves que ha vivido estos cambios, según explicó su alcalde, Mariano Altemir, que calificó el ambiente de "impresionante" por la animación registrada en las calles de la localidad, máxima referencia del turismo en el Somontano. "La presencia de visitantes que han venido desde Cataluña ya se nota y esta semana se sumarán los turistas franceses porque las reservas en establecimientos ya son importantes. En los cinco hoteles se ha notado mucho", señaló Altemir.

En la Ruta de las Pasarelas ha habido registros importantes entre el sábado (1.003 personas) y domingo (775). El alcalde y concejales realizaron el domingo el recorrido con los guías Luis Aceituno y Álex Ríos para conocer de cerca las mejoras realizadas en la Ruta por donde pasaron 7.374 personas desde el 1 de enero hasta el 13 de marzo, cuando se cerraron, y 147.000 personas en el año 2019.

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, uno de los grandes reclamos turísticos de Aragón, este domingo ya hubo visitantes procedentes de Cataluña y Francia, según comentó su directora, Elena Villagrasa, quien explicó que, no obstante, el sábado hubo más gente que el domingo, hasta el extremo que a las 10:30 horas se tuvo que cerrar el acceso al valle de Ordesa al estar ocupados todos los aparcamientos de la Pradera. Esto motivó que muchos de los que no pudieron ir a Ordesa optaran por el valle de Bujaruelo, que acabó colapsándose.

Aunque hubo menos afluencia de visitantes que el sábado, el domingo se contabilizaron 355 vehículos y 14 autocaravanas en la Pradera de Ordesa y 110 turismos en Pineta.

En la vecina Ribagorza, la naturaleza está siendo la mayor baza en esta reactivación turística que se ha dejado notar ya con bastante intensidad este fin de semana y que seguía al alza ayer con el fin de las limitaciones a la movilidad. Las actividades en la montaña en todo el territorio y, en especial, en zonas como el Valle de Benasque, pero también los entornos abiertos como el embalse de Barasona, han atraído a multitud de visitantes que, a falta de la apertura todavía de bastantes establecimientos turísticos, llenaban ya estos días pequeños hoteles, campings y alojamientos de turismo rural.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, su presidente, José María Ciria, confirmaba la presencia de "bastante gente" ya este fin de semana. Sobre todo, alojados en segundas residencias, pequeños hoteles y alojamientos rurales. "La mayoría abriremos el 1 de julio", avanzó Ciria, como propietario también de un establecimiento hotelero.

Las casas de turismo rural están siendo una opción muy valorada, pero también los campings, que abrían en su mayoría este fin de semana. Lorenzo Lasaosa, desde el camping Lago Barasona, se refería a la buena afluencia, sobre todo, los fines de semana. "Hay bastantes reservas. No tenemos ascensores ni pasillos y a la gente venir con su autocaravana les da confianza", comentó, aludiendo también a las medidas de desinfección que adoptan en espacios comunes.

El Lago Barasona, rebosante de agua estos días, es también un reclamo ideal. "Hay bastante gente este fin de semana. Tiene mucha agua y como no han abierto todavía las piscinas, tenían ganas de agua", explicó Lasaosa, esperando que el nivel del embalse mantenga la lámina de agua que permita su explotación turística en verano.

En la parte baja de Ribagorza, aunque ya había bastante gente el fin de semana, el mayor número de visitantes se espera a partir de este lunes con la apertura entre regiones que, sobre todo, permitirá la llegada de muchos vecinos de Cataluña que tienen en Graus o Benabarre su segunda residencia. En la capital cultural ribagorzana, coincidiendo con esta apertura, han organizado un paseo nocturno al castillo el 23 de junio, "La nit de Sant Joan", con puertas abiertas de 22 a 24 horas.

La Comarca del Alto Gállego también ha contado este fin de semana con una alta afluencia de visitantes, principalmente de Aragón, y en su mayoría han sido ocupantes de segundas residencias, además de muchas visitas de día.

Raquel Betanzos, directora del Parque de Lacuniacha, que abría el sábado, comentó este domingo que los visitantes que ha recibido el parque este fin de semana han sido "sobre todo de esta comarca y de la vecina Jacetania, también de Zaragoza y alguno, el domingo, del País vasco", apunta. Betanzos espera que la afluencia de visitantes de este fin de semana "sea la antesala de lo que puede ser el verano, si esto es representativo de lo que va a ser, podemos estar contentos. Creo que si el próximo fin de semana es como éste, ya podremos marcar una tendencia de cara a los meses de julio y agosto".

Etiquetas