Huesca

DEMOGRAFÍA

La provincia de Huesca gana población pero sigue perdiendo jóvenes

El Alto Aragón comenzó 2020 con 1.418 habitantes más que el ejercicio anterior, pero 6.133 menos que en 2010

La provincia de Huesca gana población pero sigue perdiendo jóvenes
La provincia de Huesca gana población pero sigue perdiendo jóvenes
P.S.

HUESCA.- La provincia registró en 2019 su segundo año consecutivo de crecimiento demográfico tras ocho años seguidos de pérdida de población. A 1 de enero de este 2020, el Alto Aragón contaba con 220.657 residentes, 1.418 más que el 2019, una subida del 0,6 por ciento, según los datos de población del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por grupos de edad, la subida demográfica volvió a pasar de largo del segmento que más habitantes ha perdido desde que hay datos, el de los altoaragoneses con entre 20 y 39 años. En el último ejercicio, la provincia volvió a perder 209 de estos habitantes, quedándose en los 47.702, un 0,4 por ciento menos que a comienzos de 2019.

Desde 2010, año en el que el Alto Aragón alcanzó su máximo poblacional (con 226.790 habitantes), la cifra de residentes de entre 20 y 39 años no ha dejado de descender año tras año ininterrumpidamente.

En concreto, de 2010 a 2020 la población con estas edades ha pasado de 62.756 personas a 47.702, un 24 por ciento menos o, en términos absolutos, 15.054 habitantes menos.

Si en 2010, los altoaragoneses de entre 20 y 39 años representaban el 27,7 por ciento de la población, a comienzos de este año ese porcentaje se había reducido en 6 puntos porcentuales, al 21,6 %.

En ese periodo, la población total del Alto Aragón ha caído en 6.133 personas (un 2,7 por ciento menos), de los 226.790 del 2010 a los 220.657 a comienzos de este año.

Volviendo a la comparativa entre 2019 y 2020, el grupo de edad de 40 a 64 años fue nuevamente el que más se incrementó, con un 1,1 por ciento más (882 habitantes más), pasando de los 81.835 a los 82.717.

Respecto al 1 de enero de 2010, la cifra a este comienzo de año supuso un incremento del 9,3 por ciento, con 7.021 residentes más que los 75.696 de 2010.

Este aumento supone que el peso relativo de este fragmento de edad ha pasado de ser el 33,4 por ciento en 2010 al 37,5 por ciento de este año.

La franja de edades más avanzadas (la formada por los altoaragoneses de 65 años y más) creció a lo largo de 2019 en 511 personas, comenzando el 2020 con 50.036 residentes, un 1 por ciento más en un año.

En comparación con 2010, este segmento ha crecido en 1.591 personas (un 3,3 por ciento más), subiendo de los 48.445 habitantes de 2010 a los 50.036 de este año.

Esta franja de edad representaba el 21,4 por ciento de la población total altoaragonesa en 2010, porcentaje que aumentó al 22,7 por ciento.

Por último, el segmento de edad más joven (de 0 a 19 años) se elevó el año pasado en un 0,6 por ciento, con 232 personas más, hasta los 40.200.

Y en comparación con el 2010 -cuando había 39.890 de estos altoaragoneses-, la cifra de menores de 20 años en la provincia subió en 310 personas (+0,8 por ciento más).

Su peso sobre la población total pasó de esta manera del 17,6 al 18,2 por ciento en este periodo.

De los datos del INE también se extrae que el 39,8 por ciento de la población en 2020 tiene menos de 40 años (con 87.902 habitantes). En 2010 el porcentaje era sensiblemente superior (del 45,3, con 102.646). Por último, la suma de menores de 20 y mayores de 65 es el 40,9 por ciento en 2020 (90.236 personas) y del 39 en 2010 (88.335).

EL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN SE RALENTIZA

Con 45,6 años de edad media a comienzos de este 2020, este dato ha crecido ininterrumpidamente desde 2010. Eso sí, en los últimos años (desde 2017 a hoy) la subida anual ha sido de una décima cada año.

Anteriormente, la edad media, que en 2010 fue de 44 años, se elevaba en dos décimas cada año.

Etiquetas