Huesca

LA NUEVA NORMALIDAD

Un viaje de madrugada para conocer a su nieto

Juan Carlos y Encarna por fin han podido desplazarse desde Lérida a Gurrea para estar junto al pequeño Fran, de tres meses

Un viaje de madrugada para conocer a su nieto
Un viaje de madrugada para conocer a su nieto
S.E.

HUESCA.- Francisco Lambán Sánchez y Patricia Xuclá González, una joven pareja residente en Gurrea de Gállego, esperaban con ilusión la llegada de su primer hijo, prevista para finales de marzo. "Lo teníamos todo planeado", decía Patricia, pero con la llegada del estado de alarma y las medidas impuestas "la cosa cambió y fue muy distinto a lo que habíamos imaginado". Los abuelos también estaban deseosos de conocer al bebé, el primer nieto para ambas familias.

El pasado 27 de marzo el pequeño Fran llegaba al mundo y la pareja vivió ese momento con gran ilusión pero todo fue diferente a lo que habían planeado, "estuvimos solos en el hospital y aún tuvimos suerte porque mi marido fue el último que pudo entrar al paritorio, luego con los cambios en el hospital, por temas de higiene ya no dejaron estar presentes a los padres", recordó Patricia.

Además, se sentía segura porque su madre iba a estar junto a ella para aconsejarla y ayudarla en su recién estrenada maternidad, pero tampoco pudo ser. "Al vivir en otra comunidad ha sido imposible que lo conocieran hasta ahora". Sus suegros, residentes en Gurrea, también tuvieron que esperar unas semanas para ver al pequeño. "Pese a tenerlos aquí al lado tampoco pudieron conocerlo y la única ayuda que nos pudieron prestar fue el traernos comida, pero no tuvimos contacto físico".

Durante las primeras semanas de vida del pequeño, y hasta que se levantaron las restricciones, "todos conocieron a Fran por las fotos y los videos que le fuimos enviando", y con el cambio de fase la familia paterna, por fin lo pudo ver, pero para los Xuclá la situación no cambió hasta ayer.

Juan Carlos y Encarna, ansiosos de disfrutar por fin del nuevo miembro de la familia esperaron a que diera la medianoche del sábado y emprendieron viaje para realizar el camino que los separaba de su nieto. "No queríamos perder ni un minuto más, teníamos ganas de conocerlo, de cogerlo... y aunque llegamos de madrugada y estaba durmiendo fue un momento muy especial, y emotivo, el mejor recuerdo que vamos a tener", afirmó la abuela materna.

OTROS VIAJES PENDIENTES

Y desde Huesca a Madrid en autobús viajó este domingo el joven oscense José Gabarre, que este lunes se desplazará en avión hasta Canarias, donde es profesor de Historia en Secundaria. En su recorrido desde la capital altoaragonesa a Zaragoza, además del uso de las mascarillas, al haber pocos pasajeros, "nos hemos sentado todos separados", afirmó. Realiza esta ruta habitualmente y como señala, otros días, "cuando va lleno, se ocupan todas las plazas" En el trayecto desde Zaragoza a Madrid, con más pasajeros, la situación fue diferente y, como explicó, se ocuparon todos los asientos. Por lo demás, tranquilidad y "normalidad absoluta" en el viaje, aseguró.

Y Ramiro Planas, un joven oscense empleado en una empresa en Barcelona que ha pasado estos meses teletrabajando en Huesca, todavía sigue contando las horas para desplazarse; ha dejado para mañana, "aprovechando que es festivo en Cataluña", su esperado viaje a Tudela para reencontrarse con su novia tras meses sin poder verse.

Etiquetas