Huesca

LA NUEVA NORMALIDAD

Marga Botaya: "La FP es un sistema vivo porque constantemente nacen profesiones nuevas"

El CPIFP Montearagón de Huesca se prepara para un nuevo curso con "la misma ilusión" y la formación de profesionales que han sido básicos durante la pandemia del covid-19

Marga Botaya: "La FP es un sistema vivo porque constantemente nacen profesiones nuevas"
Marga Botaya: "La FP es un sistema vivo porque constantemente nacen profesiones nuevas"
R.G.

El CPIFP Montearagón de Huesca daba comienzo este viernes al periodo de admisión para el próximo curso 2020-2021, que se prolongará hasta el próximo día 25 para las enseñanzas presenciales y hasta el 30 para la enseñanza a distancia. Y lo ha hecho, dadas las actuales circunstancias a causa de la covid-19 y en palabras de su directora, Marga Botaya, "sin las largas colas" presenciales de otros años, pero con "la misma ilusión", porque la atención se realiza de forma telemática a través de una plataforma habilitada por el Gobierno de Aragón. Este nuevo curso viene con novedades formativas, ya que el grado medio del ciclo de producción agropecuaria puede hacerse con la modalidad de FP dual (esto es, que permite al alumno trabajar en empresas colaboradoras) con la especialización en porcino.

Como señala Botaya, ahora España "es la segunda productora de carne de cerdo a nivel europeo y en Aragón es un sector que está en crecimiento, el clúster nacional (concentración geográfica de compañías) surgió de esta Comunidad y se está trabajando muchísimo, hace falta mucha mano de obra y es un sector que necesita personal cualificado".

Esta nueva modalidad entra a formar parte de la ya extensa oferta formativa del centro. Así, dentro de la familia profesional agraria se ofertan los ciclos formativos de grado superior en gestión forestal y del medio natural, paisajismo y medio rural, ganadería y asistencia en sanidad animal y los grados medios de producción agropecuaria (con posibilidad de la modalidad dual), jardinería y floristería, y aprovechamiento y conservación del medio natural. Además, se incluye una FP básica en aprovechamientos forestales.

La rama de fabricación mecánica incluye a su vez el grado medio de soldadura y calderería (dual) y la FP básica en fabricación y montaje. Por último, la familia profesional de servicios socioculturales y a la comunidad incluye el grado superior de educación infantil (que se imparte por las tardes) y el grado medio de atención a personas en situación de dependencia (presencial o a distancia y dual). También son un centro acreditador de competencias de la Agencia de Cualificaciones Profesionales de Aragón, para poner en valor la experiencia laboral y la formación no reglada de aquellas personas que no cuentan con un documento acreditativo.

A lo largo del curso realizan a su vez acciones formativas dirigidas tanto a trabajadores como a personas en situación de desempleo. "Estamos además abiertos a la comunidad con nuestro departamento de información, orientación profesional y empleo", añade Botaya. La FP, afirma la directora del centro, es un sistema "vivo, porque constantemente nacen profesiones nuevas y hay que ir dando soluciones nuevas, ahora hay ciclos que no existían hace diez años para dar respuesta a las necesidades del mercado y de ahí también que tengamos que estar siempre innovando".

Botaya incide así en la altísima demanda de personal de los sectores que se nutren de los profesionales que se forman en el CPIFP Montearagón y que han sido además básicos durante la crisis sanitaria, como los agricultores y ganaderos para la producción de alimentos y los profesionales que se dedican a la atención a personas mayores y en situación de dependencia. "Estamos viviendo un reconocimiento en una situación muy extrema", comenta la directora del centro. Un reconocimiento profesional que se hace extensible también a la rama de fabricación mecánica. "Ya hace años que el sector está demandando más y más profesionales", afirma Botaya.

"No hace falta, añade, ser hombre para ser agricultor y ganadero ni mujer para realizar atención a la dependencia o para ser técnico en educación infantil, lo que hace falta para venir a estudiar aquí es querer a estas profesiones, que te apasionen". Así, salir al campo para contemplar todo el proceso productivo, realizar tareas forestales, cuidar de la diversidad, estar por el medio ambiente, cuidar de personas mayores o dependientes y educar niños, son tareas que, según la directora del centro, "nos hacen a todos más humanos".

El centro cuenta además con una residencia y este curso se pondrán en marcha las medidas de seguridad necesarias que impone la "nueva normalidad" para frenar el avance de la covid-19. Y una vez superado el periodo de admisión, la matriculación será del 16 al 22 de julio (enseñanza presencial) y del 22 al 27 (a distancia).

Etiquetas