Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El sector de la concertada denuncia "discriminación" por parte del Gobierno

El PAR también reclama un reparto justo entre el sistema público y el privado sostenido con fondos estatales

CSIF exige una vuelta a las aulas segura y sin improvisación
CSIF exige una vuelta a las aulas segura y sin improvisación
S.E.

MADRID/HUESCA.- Asociaciones y sindicatos de la enseñanza concertada denuncian "discriminación" tras conocer que el borrador del Plan de reconstrucción del PSOE y Podemos especifica que las ayudas a educación de los fondos europeos por la covid solo se destinarán a la escuela pública de gestión directa.

La Confederación de padres y madres de alumnos (Cofapa), la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), Escuelas Católicas y FSIE rechazan que no se tenga en cuenta en el Plan de reconstrucción a alrededor del 25 % de las familias del sistema educativo.

Para Cofapa supone "un duro revés" que se discrimine a todas esas familias y lamenta que el plan se use de forma partidista.

El presidente de Concapa, Pedro José Caballero, afirma: "Quieren hacer una guerra ideológica en la que nosotros no participaremos, pero están creando unas diferencias notables entre unos alumnos y otros, y es ahí donde sí nos encontrarán". De hecho, anuncia que habrá movilizaciones si sigue la exclusión.

Por su parte, Escuelas Católicas afirma que la idea del Gobierno discrimina a las familias que eligen la enseñanza concertada y "trata de hundir a todo un sector aprovechando la debilidad provocada por la pandemia".

Además, opina que se "consolida el tono absolutista de Podemos frente a la pluralidad educativa que corresponde a una sociedad democrática y prevalece en toda Europa".

"Se aprovechan las circunstancias para introducir cuestiones ideológicas ajenas a la covid en el ámbito educativo que con toda seguridad luego se consolidarán en la futura Lomloe", asegura.

El sindicato FSIE manifiesta también su rechazo a que se excluya a la concertada de las medidas de recuperación cuando estos centros forman parte del sistema público de educación.

"Se acusa falsamente al sector de segregar, seleccionar y discriminar al alumnado o de impedir el acceso de los más vulnerables a los centros cuando resulta que las normas de admisión son exactamente las mismas que en los centros públicos", argumenta FSIE.

Y en Aragón, el portavoz del PAR en las Cortes, Jesús Guerrero, rechaza "contundentemente" que los centros concertados se queden fuera del reparto. Guerrero pide al Gobierno de Sánchez que haga el reparto obedeciendo a criterios "justos" descartando la "prevalencia" del interés político.

Argumenta que no se puede excluir a la enseñanza concertada, que debe recibir ayuda en proporción "adecuada y justa" para ayudar a un regreso a las aulas en las "mejores condiciones posibles".

Etiquetas