Huesca

DEMOGRAFÍA

La provincia de Huesca gana casi 2.600 habitantes por la migración

861 de estas personas se incorporaron a Huesca ciudad el año pasado, 2019 fue el segundo año con mayor subida por estas causas desde 2008

La provincia de Huesca gana casi 2.600 habitantes por la migración
La provincia de Huesca gana casi 2.600 habitantes por la migración
D.A.

HUESCA.- Los movimientos migratorios del año pasado permitieron a la provincia altoaragonesa incrementar su población en 2.584 personas, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) sobre variaciones residenciales. De esos casi 2.600 habitantes más gracias a los flujos migratorios, 861 se dieron en Huesca ciudad.

Se trata del segundo año con mayor incremento de población en el Alto Aragón por estas causas desde 2008, año a partir del cual, coincidiendo con el agravamiento de la anterior crisis económica, el saldo migratorio se desplomó, entrando en terreno negativo (más emigrantes que inmigrantes) entre 2011 y 2016.

En una tendencia solo interrumpida en 2014, las migraciones exteriores -con otros países- supusieron el grueso de la ganancia de población para el Alto Aragón. En concreto, la provincia registró un incremento demográfico de 2.150 personas gracias al saldo migratorio con el extranjero.

Por su parte, las migraciones interiores -desde o hacia otras provincias del país- dejaron por segundo año consecutivo datos positivos, con 434 habitantes más debido a una llegada de personas de otras provincias superior a la emigración de altoaragoneses a otros puntos del país.

El revulsivo demográfico gracias a las migraciones se consigue gracias a los extranjeros, cuya población se incrementó el año pasado en 2.612 personas. En cambio, el censo de nacionales cayó en 28 habitantes por una emigración superior a la inmigración.

En cuanto a la distribución por sexos, los movimientos residenciales supusieron un incremento de 1.405 hombres y de 1.179 mujeres en el Alto Aragón.

EL SALDO CON EL EXTRANJERO REVIERTE LA PÉRDIDA INTERNA

El Alto Aragón ha perdido población por la migración con el resto del país en nueve de los últimos doce años, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Desde 2009 hasta 2017 (ambos años incluidos), el saldo migratorio del Alto Aragón con el resto de provincias españoles fue negativo en todo momento, con un máximo de -940 personas en 2011.

En 2018 cambió esa tendencia y el nuevo signo se mantuvo el año pasado, pero en el cómputo total entre 2008 y 2019, la población altoaragonesa se ha reducido en 2.288 personas porque la emigración a otras provincias era superior a los habitantes que llegaban desde el resto de España.

Sin embargo, el saldo total entre 2008 y 2019, incluyendo tanto migraciones interiores como exteriores, deja una ganancia de 5.802 habitantes. Esto se consigue gracias a los resultados positivos en cuanto a migraciones con otros países, que ha sido positivo todos los años desde 2008 a excepción de 2013 y 2014. En estos últimos doce años, al Alto Aragón han llegado 8.090 personas más procedentes del extranjero de las que se han ido desde esta provincia a otros países.

Desglosando estos datos por nacionalidades, las variaciones residenciales dejan una pérdida de 3.303 nacionales entre los años 2008 y 2019, que se compensa con el incremento de población en 6.048 personas gracias a los movimientos de extranjeros.

Y por sexos, ambos han ganado población por estas circunstancias desde 2008. En el caso de los hombres, el aumento ha sido de 1.021 personas; en el de las mujeres, de 1.724.

El crecimiento de población por migraciones desde el comienzo de la anterior crisis no ha sido uniforme en ese periodo, sino que se distinguen dos periodos. El primero, de 2008 a 2014, está marcado por datos peores cada año, aunque compensados porque en el primer ejercicio, 2008, hubo una ganancia de 2.921 personas.

En el segundo de estos periodos, de 2015 a 2019, las cifras mejoraron año tras año hasta dejar un aumento de población de 4.222 habitantes en el Alto Aragón.

Etiquetas