Huesca

OBITUARIO

CC. OO despide a José Gabarre, uno de sus dirigentes más queridos y donde dejó una profunda huella

Desarrolló una amplia trayectoria en los sectores del Transporte y las Telecomunicaciones y fue secretario general en 2010

CC. OO despide a José Gabarre, uno de sus dirigentes más queridos y donde dejó una profunda huella
CC. OO despide a José Gabarre, uno de sus dirigentes más queridos y donde dejó una profunda huella
S. E.

HUESCA.- El sindicato Comisiones Obreras (CC. OO) de Huesca llora emocionado la muerte José Gabarre, uno de sus dirigentes más queridos y que ha dejado una huella más profunda en la organización. Gabarre falleció la madrugada de este miércoles en la capital altoaragonesa tras dos años de lucha contra una larga enfermedad y este jueves se ha celebrado una sencilla ceremonia religiosa en la parroquia de María Auxiliadora de Huesca que ha dejado patente el cariño de todos cuantos le conocían.

Entre ellos Fernando Buisán, secretario de Organización de CC. OO en Huesca y estrechamente ligado a Gabarre a lo largo de su trayectoria. Juntos recorrieron gran parte de la provincia de Huesca en busca de delegados sindicales. "Fue un hombre muy activo, capaz de aglutinar a muchos trabajadores y trabajadoras, que le dio al sindicato mucha fuerza", recuerda Buisán.

Como señala Buisán, José Gabarre desarrolló una amplia trayectoria en la Federación de Comunicación y Transporte del sindicato hasta 2009. "El Transporte es un sector muy difícil, porque nos ocupábamos también de la parte internacional, incluso los sábados y domingos íbamos a buscar a los delegados sindicales para que se presentaran en las listas de Comisiones", recuerda Buisán.

En diciembre de ese año asumió la secretaría general con una amplia mayoría en el congreso celebrado por el sindicato, cargo que ocupó hasta octubre de 2010.

Gabarre, añade Buisán, "transformó el sindicato" con la creación de un aula de formación para los trabajadores. También fue capaz, continúa, de llegar hasta el sector de la nieve, "un sector puntual, de tan solo cuatro meses a lo largo del año", para buscar delegados sindicales que se presentaran por CC. OO. "Ha dejado huella en mucha gente, en Telefónica, en Correos, en todo el sector de transporte de mercancías y también en el transporte aéreo, ya que en Monflorite también realizamos elecciones sindicales", apunta el secretario de Organización de CC. OO en Huesca.

Hasta el último momento Gabarre ha sido capaz además de "animar a la gente a que siguiéramos su lucha hasta el final". Desde CC. OO, a modo de agradecimiento, han publicado a través de su blog un obituario y esperan, en el futuro "los hombres y mujeres del sindicato, celebrar un homenaje recordando a Pepe".

El texto completo del obituario puede leerse a continuación:

JOSÉ GABARRE BANZO, SÓLO UN SINDICALISTA

José Andrés Gabarre Banzo o Pepe Gabarre, para todo aquél que lo ha conocido como sindicalista de las Comisiones Obreras, ha dejado la lucha contra ese cáncer maldito que sigue llevándose a amigos y amigas, a hermanas y hermanos, a padres y madres. Ha peleado como sólo un sindicalista (de corazón y de formación) sabe y puede hacer. Y lo ha hecho con la dignidad y la firmeza que sólo un hombre tan grande puede tener tras años en la pelea.

Pepe empezó, como muchas mujeres y hombres, militando en la izquierda en el período más difícil (políticamente) de esta España nuestra. Como funcionario de correos estuvo 20 años ejerciendo de delegado de personal, elegido cada 4 años, por sus compañeros y compañeras. Desde que se incorporó a la actividad sindical para su Federación de Comunicación y Transporte de CC.OO., ha bregado con las dificultades del trabajo sindical en las empresas del sector de la nieve, del transporte de mercancías, del transporte de personas, de las empresas del papel y el cartón. A cualquier hora, en cualquier lugar de la geografía oscense, con mil historias con su compañero de fatigas Fernando Buisán, el "Piteras" de las Comisiones Obreras de Huesca.

En el año 2009, como único candidato, se presenta para Secretario General de la Unión Comarcal de Huesca Occidental de CC.OO., y él mismo manifestó su máximo entusiasmo por el proyecto. Sabía que venían tiempos difíciles que se llevaron por delante millones de puestos de trabajo y muchos derechos sociales y laborales, con una crisis financiera que lo arrolló todo a su paso. Pero Pepe siguió luchando por recuperar derechos, como hizo siempre, sin arrodillarse, sin vendas en los ojos ni algodón para las heridas.

Su mujer Pilar, su hijo y su hija, han estado con él en todos los procesos sindicales y personales. Con ellos afrontó lo mejor y lo peor de las dos experiencias, la del sindicato y la de la enfermedad. Con ellos y con los amigos, el huerto, y la jubilación disfrutó hasta que la cruel enfermedad se lo ha llevado. Pero siempre vivirá en el recuerdo de los suyos, de los amigos y de las Comisiones Obreras.

Que la tierra te sea leve, compañero. Salud y fuego. Hasta siempre

U. C. DE CC.OO. HUESCA OCCIDENTAL

Etiquetas