Huesca

POLÍTICA MUNICIPAL

Luis Felipe renunció al espacio de los antiguos juzgados de Huesca en 2017

Este recinto cedido por la DGA iba a albergar los servicios sociales municipales

Luis Felipe renunció al espacio de los antiguos juzgados de Huesca en 2017
Luis Felipe renunció al espacio de los antiguos juzgados de Huesca en 2017
R.G.

HUESCA.- Luis Felipe renunció por decreto en 2017 al uso del espacio cedido por el Gobierno de Aragón en el edificio de los antiguos juzgados, que ya había sido anunciado por el propio alcalde como sede de los servicios sociales municipales.

Tres años después, el ayuntamiento busca un local en alquiler que sustituya a las actuales instalaciones en la calle San Bernardo. El espacio, cuya titularidad devolvió Luis Felipe al ejecutivo autonómico, es ahora la sede la Comarca de la Hoya.

El Grupo Municipal del Partido Popular ha denunciado la "imprevisión y negligencia" de Luis Felipe, "incapaz de gestionar los recursos municipales y carente de toda estrategia para la ciudad".

La portavoz popular, Gemma Allué, acusa al alcalde de jugar entonces con la confianza de los oscenses y ahora con su dinero: "Pocas veces ha quedado tan claro que el alcalde es sencillamente un oportunista en lo político y un fiasco en lo institucional. La situación de hoy es fácil de resumir: Luis Felipe recibió gratis un espacio público de enorme potencial, lo devolvió y ahora tiene que alquilar con dinero de todos los oscenses un local que albergue con dignidad un servicio esencial".

De acuerdo con el decreto de renuncia que firmó el alcalde, "el edificio de los juzgados no va a ser destinado al uso previsto en el documento de cesión formalizado con la Comunidad Autónoma de Aragón el 7 de septiembre de 2016", agrega.

El uso previsto, según anunció el propio Luis Felipe, era la ubicación del área de Servicios Sociales. Entre la cesión y la posterior renuncia, el edificio permaneció vacío pero el ayuntamiento pagó más de 5.000 euros solo en concepto de electricidad.

Para Gemma Allué, "Luis Felipe ha tenido mucha suerte en su vida política. Fue dos veces alcalde de su ciudad sin haber ganado las elecciones. Le ha llovido del cielo la reapertura de cuartel o un proyecto de peatonalización que rechazaba. Pero la suerte no sirve para gestionar el dinero público ni velar por el desarrollo de Huesca. Cada decisión improvisada de Luis Felipe cuesta dinero a los oscenses, no obedece a plan alguno y nos conduce siempre a callejones sin salida".

Etiquetas