Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La hostelería en Huesca pide ayudas específicas para el sector

Reclaman a Sanidad concreción en la directriz sobre las reuniones sociales

La hostelería en Huesca pide ayudas específicas para el sector
La hostelería en Huesca pide ayudas específicas para el sector
R.G.

HUESCA.- "La gran mayoría de la hostelería en la provincia de Huesca está agonizando", viviendo "un momento de incertidumbre total debido al vacío interpretativo" que consideran en la Asociación Provincial de Hostelería de Huesca que hay en la última orden emitida por el Departamento de Sanidad con nuevas limitaciones para el sector que, a estas alturas del verano, ya duda de su supervivencia.

Por ello piden concreción en las instrucciones que se envíen desde Sanidad pero también ayudas específicas para el sector, porque "no pueden ser las mismas para una empresa que puede trabajar que para otra a la que le obligan a estar cerrado", explicaba Miguel Ollés, representante del ocio nocturno en la provincia. En Huesca ciudad son "más de 15 los que llevan más de cinco meses sin poder realizar su actividad", resumía Silvia Fernández, gerente de la asociación. Unas ayudas que apoyarían para "seguir pagando el alquiler o a quienes han tenido que sacar a sus trabajadores del ERTE", añadía Ollés. Por ello Fernández reclama: "Que nos digan claramente qué quieren hacer con la hostelería. Si se quiere un cierre del sector que lo pongan encima de la mesa y presenten un paquete económico que asegure la pervivencia del sector, el empresariado y los y las trabajadores, pero que no hagan agonizar al sector".

Una situación insostenible para los que no pueden abrir, pero que tampoco es mucho mejor para quienes están abiertos. "Hay que tener en cuenta la rentabilidad, porque para mí, que tengo doble licencia y puedo trabajar hasta la 1, la rentabilidad no existe. Ya no son solo los aforos, es que no hay consumo", añadía Ollés, propietario de la Sala Genius-Bendita Ruina. La limitación de toda actividad de hostelería y restauración a la 1 de la madrugada hace que Fernández se pregunte si "somos el foco del contagio o es que los contagios se producen a partir de la 1".

Entre otras limitaciones, la citada orden también incluía que "las reuniones sociales no podrán superar el número de diez personas, salvo en el caso de convivientes, tanto en espacios público como privado". Es a esto a lo que se refiere Fernández cuando habla de vacío interpretativo. "Quiere decir que un establecimiento no puede superar a las personas que permita su aforo o es que no pueden estar más de diez personas sentadas en la misma mesa si no conviven. Que aclaren ese término pues es vital para muchas empresas, como quienes se dedican a eventos o bodas. ¿Qué hacen con las reservas que tienen?", añadió.

Desde la Asociación se mostraron dispuestos a sumarse a todas las acciones que se acuerden desde la confederación aragonesa del sector en referencia a la solicitud por parte de los establecimientos de ocio nocturno de Zaragoza a la DGA de una mesa de diálogo. Sobre esto, Fernández añade que estaría bien que "conocieran la realidad y que se sentaran con el sector, y que vieran el modelo de trabajo que hay", remarcando que "parece que no es suficiente" el trabajo realizado en aplicar protocolos y formación. Fernández ve claro cómo el único lugar donde se puede tener un control exhaustivo de la actividad es en los establecimientos. "Si esto lo limitamos, se va a favorecer aún más que se realicen actividades ilícitas en vez de una actividad reglada", añade.

A finales de julio la Asociación remitió un escrito al Departamento de Sanidad en el solicitaban que se tuvieran en cuenta las particularidades del ocio nocturno en la ciudad en cuanto a aforos y que les autoricen, con o sin doble licencia, a realizar la misma actividad bares y cafeterías, así como la necesidad de promover un ocio controlado dentro de los parámetros legales permitidos.

Etiquetas