Huesca

SAN LORENZO 2020

Las "no fiestas" de San Lorenzo afrontan los almuerzos más atípicos

Las reservas iniciales de mesas registraron múltiples cancelaciones en los últimos días

Las "no fiestas" de San Lorenzo afrontan los almuerzos más atípicos
Las "no fiestas" de San Lorenzo afrontan los almuerzos más atípicos
V.L.

HUESCA.- Las "no fiestas" de San Lorenzo tendrán este domingo uno de sus almuerzos más atípicos y asépticos. La longaniza, los huevos fritos y el vino tinto del menú irán acompañados en esta ocasión de mascarillas, gel hidroalcohólico, distancias de seguridad y un límite máximo de 10 personas por mesa. La pandemia de coronavirus provoca que los almuerzos laurentinos se presenten a medio gas, tanto que en algunos establecimientos las reservas han ido disminuyendo en los últimos días cada vez que el teléfono sonaba para anunciar una nueva cancelación.

Y es que los bares, hoteles y restaurantes de la capital altoaragonesa saben que estas "fiestas sin fiestas" no van a hacer vibrar sus cajas registradoras como en años anteriores, ni por asomo, y asumen "con rigor todas las medidas instauradas por las autoridades sanitarias", en palabras de Carmelo Bosque, presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca.

Carmelo Bosque, que además es chef y propietario del restaurante Lillas Pastia, con una estrella Michelin, destaca que el sector entiende que la semana del 9 al 15 de agosto es diferente y que los establecimientos lo van a trabajar "con la máxima responsabilidad posible".

En su restaurante, por ejemplo, en fiestas anteriores se servían en 9 de agosto unos 300 almuerzos y este domingo se servirán unos 75. "Vamos a tomar todas las medidas de seguridad oportunas y a cumplir lo que nos han dicho tanto desde DGA como por parte del Ayuntamiento de Huesca", plantea. En esta línea, comenta que, al suspenderse las Fiestas de San Lorenzo, el Consistorio no ha aprobado la ampliación de las terrazas y veladores, "y todo está controlado. No va a haber ningún problema. Los clientes ya saben que tienen que estar separados en mesas de 10 personas, y espero que todo el mundo sea responsable y tenga un comportamiento normalizado".

Además, expone que desde el área de Fiestas del Ayuntamiento ya les han indicado que habrá revisiones con el objetivo de que se cumplan las medidas.

"Una mesa más o una mesa menos en los almuerzos no va a salvar este "sin" San Lorenzo", explica el presidente de los hosteleros, que añade que las fiestas laurentinas suponen para estos locales en torno a un 40 % del beneficio anual.

El presidente de los hosteleros advierte que, aunque en menor medida, el coronavirus también puede afectar a los jóvenes, por lo que pide prudencia ya que la covid-19 "es una cosa seria y hay que ser muy responsables".

En cuanto a las reservas, comenta que para este domingo día 9 son muy escasas y que para este lunes, día del patrón de Huesca, crecen un poquito más para comidas y cenas. Para el resto de días, dice, no más que "mesas sueltas" .

Sobre estas "fiestas sin fiestas", señala que "nos vamos a poder tomar una cerveza pero no podemos pasar más allá. No va a haber ese desenfreno de otros años, así podremos coger fuerzas para el San Lorenzo de 2021".

"SI LLEGAMOS A 100 VA BIEN"

Por su parte, José Félix Alonso, responsable de los bares Comomelocomo y Da Vinci, comenta que aunque en un principio se llenaron las reservas de los almuerzos, algunas se han ido quedando por el camino cancelación tras cancelación.

"Todos los días han ido cayendo un par de mesas o tres. De dar otros años entre 400 o 500 almuerzos entre los dos bares este año si llegamos a 100 vamos bien, está todo muy tranquilo", comenta. En su opinión, la limitación de 10 personas por mesa o el miedo a los contagios ha influido en la caída de las reservas de almuerzos. Eso sí, tanto el Comomelocomo como el Da Vinci cumplen a rajatabla las medidas marcadas por Sanidad, "y el establecimiento que no lo haga tendrá que cumplirlas porque va a haber vigilancia".

José Félix Alonso confía en que desde este domingo al 15 de agosto venga "una semana buena de trabajo, que la necesitamos con todas las fuerzas, pero como no hay fiestas con que esto se anime un poco nos conformamos. Un rayo de luz ahora es un sol entero".

Respecto a la facturación de ambos locales comenta que iba bien hasta que la capital oscense pasó a la fase 2 flexibilizada, "que nos hizo polvo". "Ahora parece que al ser agosto todo se mueve más, pero la situación es bastante complicada. Catorce años llevo aquí y lo veo difícil, y eso que ahora es verano, luego llegará el otoño y el invierno y será peor. Pero vamos a luchar porque no nos queda otro remedio", plantea.

Y desde el Bar Brasil, su propietaria Alegría Blan advierte que ella nunca coge reservas, desde hace muchos años. Este año, dice, tan solo puede poner unas doce mesas en su terraza y no las 35 que instalaba en sanlorenzos anteriores. "El primero que llegue se sentará y ya está. Yo espero trabajar y que quienes vengan lo hagan en orden. Si alguien se sobrepasa soy capaz de levantarles, quitar la mesa y que se queden de pie", advierte.

Alegría Blan comenta que confía en que a ella no le pase nada si alguien no respeta las medidas sanitarias. "Pondré orden", asegura esta hostelera que va a abrir su establecimiento todos los días, como siempre. "No hace falta que sea San Lorenzo porque yo siempre abro a las seis de la mañana. Que viene gente, mejor para mí, que no trabajo tanto pues no pasa nada. Años atrás no se facturaba tanto en San Lorenzo. Se trata de contratar menos personal. Como hay menos mesas, lo haremos los de casa y en paz", asegura.

Sobre este "no San Lorenzo" es consciente de que "no va a haber tanto bullicio" y anima a los oscenses y turistas a ser responsables porque "no hay fiestas", advierte. "Quien quiera puede venir a almorzar o a un vermú como si fuera un sábado o un domingo . Cuando se llenen las mesas pues los clientes se irán a otro sitio, no pasa nada. Algunos se quejan, pero si te has comido las pechugas años atrás ahora hay que comer alguna pluma. Hay que aceptar lo que ha pasado y poco a poco todo remontará", concluye.

Etiquetas