Huesca

SAN LORENZO 2020

Un 9 de agosto de resignación: sin fiestas laurentinas y con restricciones

Puntos de concentración festiva habitual están cerrados o vigilados contra aglomeraciones

Un 9 de agosto de resignación: sin fiestas laurentinas y con restricciones
Un 9 de agosto de resignación: sin fiestas laurentinas y con restricciones
P.S.

HUESCA.- Casi tres meses después del anuncio de que en 2020, el año de la pandemia, Huesca no tendrá fiestas patronales, los oscenses vivirán este domingo resignados un 9 de agosto del todo inhabitual, porque no solo no habrá fiestas sino que se han establecido restricciones en vías públicas para evitar aglomeraciones y el retroceso de la ciudad a la fase 2 tras un amago de normalidad entre el 21 de junio (final del estado de alarma) y el 12 de julio, impone algunas restricciones extra en la hostelería e incluso en las reuniones particulares.

Se llega al 9 de agosto tras una intensa campaña de las autoridades con llamamientos la responsabilidad y advertencias de la necesidad de controlar brotes o rebrotes del virus y la preparación de un dispositivo que va a concentrar hasta el día de San Lorenzo unos 500 funcionarios de la Policía Local, el Cuerpo Nacional de Policía, la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Comunidad Autónoma y la Guardia Civil.

Por lo pronto, este sábado quedó aclarado que la hostelería podrá abrir hasta la una de la madrugada tras una jornada de dudas sobre el alcance del fallo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) sobre esta cuestión.

Hay que recordar que el tribunal avaló también que en el caso de Huesca (entre otros territorios y municipios en fase 2) que en el interior de los locales el aforo sea del cincuenta por ciento sin posibilidad de consumo en la barra.

Además, en las terrazas hay que mantener la separación de seguridad establecida. Los establecimientos disponen del 75 % de la superficie autorizada por el Consistorio.

Las autoridades políticas y sanitarias han subrayado durante estos días que los locales de las peñas deben permanecer cerrados, según normativa emanada el Gobierno de Aragón para toda la comunidad autónoma.

CONTROLES Y VIGILANCIA

El número de miembros del operativo policial es semejante a los años con fiestas. Su objetivo fundamental será este domingo y lunes evitar las aglomeraciones de personas en puntos en los que se producen en los dos primeros días de las fiestas laurentinas.

Este domingo estará cerrada la plaza de la Catedral a cal y canto. Se vallará y habrá vigilancia policial para evitar que se puedan producir disparos de cohetes alternativos.

Habrá controles en otras plazas del centro de la capital oscense donde habitualmente se concentran los oscenses para vivir las primeras horas de las fiestas.

Es el caso de Los Fueros y Nuestra Señora de Salas (en áreas de bares) o López Allué y Navarra, que forman parte de los escenarios festivos.

Los agentes tienen el cometido en estos casos de garantizar la fluidez del paso de los viandantes y evitar paradas y formación de grupos.

También se vigilará la fluidez en zonas de hostelería situadas en el centro histórico e incluso se puede llegar a limitar el paso de personas con el mismo objetivo.

En cuanto a la plaza de San Lorenzo, habrá control en el entorno del templo, tanto en la misa de este dominog por la tarde como durante la jornada de este lunes para evitar colas en el acceso o, de nuevo, aglomeraciones.

Respecto a las horas nocturnas, cabe subrayar que los locales estarán cerrados y que está prohibido no solo el botellón sino la agrupación de personas en lugares públicos para consumir incluso refrescos.

La normativa establece que no pueden agruparse más de diez personas, una norma que según las autoridades está vigente también en las reuniones familiares y de amigos.

Se establecerá vigilancia en las zonas de accesos a huertos y a los municipios incorporados para tratar de que se cumpla esta medida.

Etiquetas