Huesca

SAN LORENZO 2020

El Rolde de Danzantes del "Año del Coronavirus", una agrupación para la historia

Las evoluciones con las espadas, los palos y las cintas, el acto más añorado por los oscenses en el gran día del santo

El Rolde de Danzantes del "Año del Coronavirus", una agrupación para la historia
El Rolde de Danzantes del "Año del Coronavirus", una agrupación para la historia
S.E.

HUESCA.- "Este año, las fiestas de San Lorenzo no se celebrarán en la calle, y los Danzantes, con gran resignación y tristeza, no podrán honrar con su dance y oración a nuestro patrón, ni tampoco llenar de alegría, emoción y recuerdos las calles de Huesca. No habrá dances ni se escuchará el sonido del cruce de las espadas y palos en nuestra querida ciudad, pero San Lorenzo y su espíritu Laurentino seguirá presente dentro de cada corazón oscense". La página web de la Agrupación abre con este triste mensaje, justamente debajo de las remembranzas de Ramón J. Sender en "Monte Odina", en las que apela al magnetismo de sus actuaciones, hasta el punto de que, reconocía el genial escritor cinqueño, corría después de verlos pasar para admirar sus evoluciones en otro punto más avanzado del recorrido.

La Agrupación de Danzantes de Huesca tenía establecido su Rolde de 2020, que, paradójicamente, pasará a la historia sin siquiera haber interpretado un paso, cruzado las espadas o los palos, o construido esa compleja composición con las cintas.

Precisamente por ello queríamos mostrarles en DIARIO DEL ALTOARAGÓN el Rolde del "Año del Coronavirus-covid-19" encabezado por el mayoral, Francisco San Emeterio.

Todos los integrantes de esta agrupación, como sus familiares, compartían este lunes una sensación de vacío, pero "la salud debe ser lo más importante y todos debemos aceptar con responsabilidad y civismo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Es importante cuidarnos, respetar las medidas de distancia de seguridad, lavado de manos y utilización de mascarillas, porque San Lorenzo nos espera y no puede faltar nadie en las próximas Fiestas".

En la página web, los danzantes quieren enviar un mensaje de ánimo a todos los oscenses, altoaragoneses y visitantes. "Desde la Agrupación queremos mandar un afectuoso abrazo a todas aquellas personas que se han visto afectadas de una forma directa o indirecta por esta crisis sociosanitaria. Huesca, más pronto que tarde, volverá a disfrutar de las Fiestas de San Lorenzo y bailar junto a sus danzantes". Hoy, concluyen, la gran enseña ha de ser la siguiente: ¡Salud y Viva San Lorenzo!

LAS TONADAS EN LA MENTE

Un soniquete en bucle invadió la mente de los oscenses desde que vieron el alba, cuando tenían que estar en la plaza de San Lorenzo aplaudiendo a la Agrupación dirigida por Francisco San Emeterio como mayoral y la Banda de Música con Alejandro Escuer.

En todos los paisajes urbanos, en todas las conversaciones, la pena por la ausencia. En la Pontifical, una laguna insustituible. Lágrimas de añoranza.

Huesca echó de menos bailar al son del Dance de las Espadas musicado por Valentín Gardeta. Oración y sentimiento, tierra y cielo en el de los palos viejos, cuyo autor también fue Gardeta.

En los palos nuevos, el recuerdo de un emblema, Bienvenido Susín, Molinero de Morana, compositor de la pieza.

El cromatismo de las cintas añade un punto divertido bajo las notas del engranaje musical de Emilio Gutiérrez, el mítico compositor de la obra "Una fiesta en Huesca", felizmente recuperada para la causa de la memoria festiva de la capital.

Y la fuerza expresiva del Degollau, con los tonos de Francisco Román Aguilar, se nos antojaron en un espejismo que, sin embargo, no es sino el preludio de 2021. ¡Vivan los Danzantes!.

Etiquetas